Quilmes: Cae banda delictiva luego de una espectacular persecución.

CompartirEmail this to someoneShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Tumblr

Una banda delictiva que se dedicaba a ingresar a viviendas fue detenida en Quilmes tras una espectacular persecución qe se inició en Ezpeleta. Una camioneta policial embistió al auto en que se desplazaban los cinco ladrones, el cual dio dos vueltas en el aire y se incrustó contra un poste de alumbrado. Uno de los cacos resultó gravemente herido y todos fueron aprehendidos.

Persecución

 La persecución se inició este jueves pasado el mediodía, cuando la banda “barreteó” la puerta de una vivienda de la calle Santiago del Estero y Río Colorado, en Ezpeleta. La vivienda en planta baja se encontraba sin sus moradores. Dos de los malvivientes se quedaron afuera, con el rol de “campana”, mientras que los otros tres comenzaron a desvalijar la vivienda.

El vecino de la vivienda superior, alertado por los ruidos y el movimiento extraño en planta baja, llamó de inmediato al 911, dando inicio así al operativo policial. Al arribar el primer móvil del CPC, los campana dieron el aviso a sus compañeros, se subieron todos al auto, un Ford Focus último modelo y huyeron.

 En una rápida respuesta de las fuerzas de seguridad, se sumaron otros cuatro móviles que persiguieron al auto de los maleantes, quienes iban a más de cien kilómetros por hora, cruzando semáforos en rojo y hasta circulando en algún momento a contramano por la calle Guido.

Al ingresar por la avenida Cevallos, justo a la altura de la puerta del predio de Hockey del QAC, el Focus circulaba a más de 150 km/h cuando una camioneta policial, que participaba del operativo cerrojo, cruzó el paso del vehículo fugitivo, chocándolo. El Focus se subió a la vereda y embistió un poste de alumbrado público, dando dos vuelcos en el aire.

Uno de los malvivientes resultó gravemente herido con un cuadro de hundimiento de cráneo, por lo que fue trasladado de urgencia al Hospital de Quilmes, mientras que los otros cuatro resultaron ilesos. Todos ellos se encuentran detenidos.