Detienen a ex funcionario de la Aduana vinculado a Ricardo Echegaray.

En el día de ayer informábamos de un nuevo allanamiento en el Country Abril, esta vez relacionado a una investigación de una causa penal por contrabando. Gendarmeria Nacional encabezó el operativo en el que la justicia arrestó al ex funcionario de la Aduana Nacional, Edgardo Rodolfo Paolucci, en la casa que este último tiene en el barrio privado.

abril

Según fuentes judiciales consultadas, se pudo saber que la detención de Paolucci fue ejecutada por efectivos de la Gendarmería Nacional al allanar el barrio privado de la localidad de Hudson, por orden del juez en lo penal económico Marcelo Aguinsky.

Paolucci, también abogado, había sido imputado en la causa que se impulsó contra el ahora reincorporado jefe de la Aduana Juan José Gómez Centurión, el empresario Carlos Oldemar Barreiro Laborda, alias “Cuqui”, ex dueño de la compañía de recuperación de autos robados Lo Jack; la jueza en lo Contencioso Administrativo Federal Rita Ailán, el ex policía Julio César Tizado y Claudio Minicelli, cuñado del ex ministro de Planificación Julio De Vido, entre otros.

Paolucci había sido designado por el ex administrador federal de Ingresos Públicos, Ricardo Echegaray. Según información de los últimos días, había sido director de fiscalización y operativa aduanera y es un viejo conocido en ese organismo, donde también fue director de Legales, cuando la Aduana era conducida por Guillermo Michel, mano derecha de Echegaray.

En marzo de este año, la Aduana presentó una denuncia ante el propio juez Aguinsky, que disparó una investigación sobre una organización supuestamente liderada por los hermanos Miguel y Alejandro Paolantonio. Esta organización está sospechada de haber llevado adelante una operación de contrabando a gran escala.

Los hermanos Paolantonio (a quienes se los conoce por los apodados “Negro” y “Tata”) eran considerados los “Reyes del contrabando” de productos chinos hacia Buenos Aires. El negocio que se investiga particularmente, habría sido la importación desde Hong Kong de unos 4.500 contenedores cargados de mercadería prohibida, que se ingresaba al país con una valuación inferior a la correspondiente, y para la cual se falseaba la información.

También te podría gustar...

A %d blogueros les gusta esto: