Hudson y Pereyra: Confirman las obras para los andenes definitivos.

 Desde el Ministerio de Transporte de la Nación aseguran que se está avanzando en las obras de las estaciones de Hudson, Plátanos, Villa Elisa, Gonnet, Ringuelet y Tolosa. Según confirmó días atrás el propio Ministro de Transporte de la Nación, los andenes deberían estar finalizadas en menos de 60 días. En Pereyra, la Justicia solicitó al estado que informe sobre el avance de las obras.

obras tren Roca Hudson obras tren Roca Pereyra

  La semana pasada, en su visita a Quilmes, el Ministro de Transporte de la Nación Guillermo Dietrich declaró que “Las estaciones de Pereyra y Hudson se están comenzando a hacer y en 60 días estará parando el tren en esas estaciones. Hoy, por esta cuestión que surgió, el tren no está parando ni en Hudson, ni en Pereyra, ni en Plátanos ni en City Bell. Por eso de ‘bloqueo y no tengo lo que yo quiero, ni dejo que los otros tengan lo que pueden tener’. Es importante entender que tenemos derechos y obligaciones”.

 En Hudson, una cuadrilla de obreros ya trabaja a diario con maquinaria, y al momento ya se colocaron las armaduras de hierro para el armado de la estructura del andén y se empezaron a hormigonar las bases en la cabecera sur de la estación.

 Hay que recordar que desde el 11 de marzo está habilitada la estación City Bell; Sin embargo, la protesta de los vecinos de Hudson no permite el paso de las formaciones y el trayecto está limitado a la Estación Berazategui.

 En el caso de Pereyra, el juez Luis Armella le dio un plazo de tres días a la Administración de Infraestructura Ferroviaria Sociedad del Estado (ADIF) y a la empresa Ferrocarriles Argentinos Operadora Ferroviaria Sociedad del Estado para que expliquen que van hacer con las obras, informando plazos y fechas de finalización a los ciudadanos.

 La resolución surge luego del pedido de un vecino de esa localidad, quien presentó un amparo para que la justicia y no los vecinos, sea quien decida que el tren no avance hasta tanto las obras estén finalizadas. El pedido se realizó para “Velar por la seguridad de aquellos que concurren diariamente al Colegio María Teresa Pereyra” según Roberto Anselmino, padre de dos alumnas de ese colegio, con el patrocinio letrado de Marcelo Szelagowski.