Quilmes: Acusan de mala praxis a la Clínica Privada Belgrano.

 Es por la muerte de Diego Arévalo, de 33 años. El hombre debía ser intervenido por una lesión en el tobillo. Sin embargo, durante la intervención sufrió dos paros cardiorrespiratorios. La familia denuncia mala praxis y abandono de persona. Esta mañana se presentaron a un escrache en las puertas de la clínica, ubicada en Camino Gral. Belgrano al 900.

 

 Diego Arévalo tenía 33 años y se desempeñaba como auxiliar en la escuela 5 de Ezpeleta. El miércoles 16 había ingresado a la Clínica Belgrano para someterse a una operación en el tobillo. Sin embargo, durante la intervención sufrió dos paros cardiorrespiratorios. Falleció luego de varios días con muerte cerebral.

 Su familia denuncia mala praxis y abandono de persona. Este miércoles realizaron un escrache en la puerta de la Clínica Privada Belgrano. La misma está ubicada en Camino General Belgrano 960, en Quilmes. La institución, de momento, suspendió la atención al público.

 El joven es sobrino del titular de la seccional local de ATE, Claudio Arévalo. Éste explicó que la víctima llegó a ese centro de salud indicado por la Aseguradora de Riesgos del Trabajo de los empleados estatales. Además, reparó en que los estudios prequirúrjicos habían salido bien. No había indicios de que pudiera surgir alguna complicación.

“No logramos entender lo que pasó. Tenía anestesia local, era una operación de 20 minutos, ambulatoria. Incluso lo estaba esperando el remís para llevarlo de vuelta” contó en declaraciones a El Termómetro.

 En tanto, remarcó que “La ART abandonó totalmente a Diego”. Después de que entró en paro se negaron a trasladarlo pese a que ese centro asistencial “No tiene alta complejidad”. Incluso, aseguró, “ni el cirujano, ni el anestesista ni el traumatólogo hablaron con la familia”.

 Frente a esto, el dirigente adelantó que pedirán que la ART deje de atender en esa clínica. Esto último debido a que “La atención deja mucho que desear”. Además, no es el primer caso de estas características que se conoce ya que hay otros trabajadores que se quejaron.

“No queremos que le pase a otra persona. Seguramente, estos tipos siguen operando y no tenemos que permitir que sigan trabajando”, exclamó.

 

También te puede interesar leer:

Jueves 24: Curso de RCP abierto a la comunidad en el Hospital El Cruce.