Asesinó a balazos a sus vecinos (madre e hijo) y se suicidó.

0
8
 Un hombre de 63 años asesinó a balazos a dos vecinos de una misma familia luego de mantener una pelea. Cuando la Policía llegó al lugar, se suicidó de un disparo en la cabeza. Los vecinos del barrio, conmocionados, aseguran que el asesino era una persona muy violenta y que siempre estaba armado. (Advertencia: Video con Imágenes impactantes).

 Sucedió este sábado en la localidad de Luis Guillón, partido de Esteban Echeverría. Una violenta discusión fue protagonizada  por Daniel Vivaldo y su vecino Marcos Depetris (27). Posteriormente se sumó Graciela Liguoli (54), madre de este último.

 La pelea entre los vecinos fue subiendo de tono y, lejos de apaciguarse, se tornó aún más violenta. Tal es así que Vivaldo extrajo de entre sus prendas un arma calibre .32 y empezó a disparar. Los proyectiles alcanzaron a Liguoli, quien terminó con un impacto en el tórax, y al hijo de esta, que sufrió una herida en su ojo izquierdo.

 Madre e hijo, en grave estado, fueron trasladados al hospital Santamarina. AL cabo de pocas horas fallecieron debido a la gravedad de las heridas recibidas.

 Vecinos que atestiguaron la escena llamaron rápidamente al 911, alertando sobre la situación. Sin embargo, al arribar los agentes de la fuerza, Vivaldo se disparó en la sien, provocando así su muerte. Tras el episodio, los peritos trabajaron varias horas en el lugar del hecho.

 Vecinos indicaron que antes de los disparos hubo una discusión por la música con volumen alto. Sin embargo, otros indicaron que Vivaldo era una persona muy peligrosa. Aseguran que salía a la calle habitualmente a amenazar con su arma y que nunca hubo ninguna discusión por el tema de la música.

Testimonios

 «Yo lo vi todo. No había ninguna música fuerte. Vivo al lado. Salió a putearlos, como era de costumbre, siempre armado. A pesar de las denuncias en su contra, nunca le hicieron nada. A mí me tiroteó la casa sin música ni otro motivo. ¡Era un enfermo! (…)» aseguró Sandra, una vecina.

  La misma Sandra contó: «Arruinó a una familia trabajadora a la que no dejaba vivir en paz. Treinta años siendo vecina y siendo testigo de sus locuras. El macho salió siempre armado y nunca le requisaron la casa. Con todos los vecinos tuvo problemas».

Vivaldo vivía desde hacía mucho tiempo en su casa de Luis Guillón junto a su esposa y dos nietas. Parte de su familia reconoció su comportamiento violento, pero jamás imaginó que su vida tendría un desenlace de tal magnitud.

 Graciela Liguori tenía otros dos hijos, Gastón y Antonella, que eran menores respecto al fallecido. Según cuentan los vecinos, es una familia muy querida y trabajadora. «No tenían problemas con nadie» aseguran.

Mirá el video (Imágenes impactantes):

También te puede interesar leer:

Defendió a su familia de una entradera y lo balearon delante de los hijos.