Fue de visita a un museo y descubrió que tenía cáncer

Salvó su vida gracias a una de las atracciones.

Una turista realizó una visita a una atracción turística en Edimburgo, en Escocia, que resultó “transformadora”. Una cámara térmica le ayudó a descubrir que tenía cáncer.

La mujer en cuestión es Bal Gill, de 41 años, quien asistió a Camera Obscura and World of Illusions, una de las atracciones turísticas de moda en Europa, en mayo pasado. Al ingresar a una sala con cámaras térmicas, notó que su seno izquierdo aparecía en las imágenes con un color diferente.

Leé también: Los saludos de los famosos a Benito

Al regresar a su casa, Bal consultó a un médico. Este le confirmó que tenía un tumor en etapa temprana. Gill se enteró así de que los oncólogos pueden utilizar estas cámaras térmicas como herramienta de diagnóstico.

La termografía es un examen no invasivo que usa una cámara especial para medir la temperatura de la piel en la superficie del seno. A medida que las células cancerosas crecen y se multiplican muy rápidamente, el flujo sanguíneo y el metabolismo son más altos en un tumor, lo que aumenta la temperatura en esta región.

Camera Obscura and World of Illusions
El “Camera Obscura and World of Illusions”

Tras el diagnóstico, Bal le contó al sitio The Scottish Sun que ya tuvo dos operaciones, la primera de ellas se trató de una masectomía, y está esperando una tercera para evitar que el tumor se expanda.

La mujer se acercó al museo para agradecerles. “Fue 100% un viaje que cambió la vida. Si no hubiéramos ido, no creo que necesariamente hubiera actuado como lo hice”, explicó al mismo medio.

Redacción

Podes dejarnos tus comentarios al final de la nota.

Abrir chat
1
Hola. 👋🏻
¿quieres recibir las noticias por Whatsapp?
Powered by