A 70 años de la creación del Parque Pereyra Iraola

Parque Pereyra Iraola
Parque Pereyra Iraola
Esplendor y ocaso de un lugar único.

El Parque Pereyra Iraola cumplió el pasado 24 de febrero 70 años. Se creó a partir de la expropiación, un año antes, de las estancias que allí se asentaban, pertenecientes a la familia Pereyra Iraola.

Un poco de historia

A partir de la segunda fundación de Buenos Aires (1850) comienza el reparto de tierras y estancias en los alrededores de lo que era el casco urbano. La estancia donde hoy se encuentra el Parque fue entregada por don Juan de Garay a don Antón de Higueras, y recayó años más tarde en manos de don Pedro Ximénez.

Posteriormente la estancia, llamada «Las Conchitas», de aproximadamente 13.000 hectáreas, es vendida por doña Juana Rita Pinto de Ximénez, a favor de Simón Pereyra, pasándose a llamar a partir de allí «Estancia San Juan». En 1852, con el fallecimiento de Simón Pereyra, la propiedad pasa a manos de su único hijo: don Leonardo Pereyra, quien, durante un viaje por Europa, estudia los parques y jardines aprendiendo de ellos que la forestación conserva el suelo y genera un microclima que beneficia la producción ganadera. Así, en 1860 comienza la forestación de la Estancia San Juan que, poco después se convierte en la cabaña madre de los Hereford del país.

Con la muerte de Leonardo se produce la subdivisión de la propiedad entre sus seis hijos, quedando así las estancias San Juan, Santa Rosa, La Porteña, Las Hermanas, Abril y El Carmen.

Ya en enero de 1948, el entonces presidente Juan Domingo Perón anuncia la expropiación de las estancias San Juan y Santa Rosa, con el objetivo de “Salvar este tesoro forestal y artístico estratégicamente implantado entre Buenos Aires y La Plata y realizar una vasta obra cultural, social, científico y turística que incluyera institutos experimentales, laboratorios, viveros y parques zootécnicos”.

Un año más tarde se le expropia a la familia Pereyra Iraola una superficie de 10.248 hectáreas, que el día 24 de febrero de 1950 se inaugurarían bajo el nombre de “Parque de los Derechos de la Ancianidad”.

La inauguración tuvo la visita del propio Juan Domingo Perón, quien desde el balcón de la estancia Santa Rosa, acompañado de Evita habló ante casi 20 mil personas que se habían congregado en el lugar.

Ya en el año 2008, la Unesco declaró Reserva de la Biósfera al Parque, con el objetivo de preservar la biodiversidad ante el avance de las edificaciones en la zona. ​

Abandono

En la actualidad, el Parque cuenta con más de 132 especies forestales introducidas y flora autóctona como talas, espinillos, blanquillos, ceibos, lianas, sauces, helechos y rastreras que crean un sotobosque. Además, existen allí unas 200 especies de aves, entre ellas cardenales, zorzales, loros, teros, benteveos, carpinteros, calandrias y golondrinas.

El equipo de Guardaparques celebró el aniversario de fundación del Parque Pereyra y aprovechó para señalar su preocupación por el estado en que se encuentra por estos días. “Duró muy poco la época de gloria. Incluso le han cambiado el nombre y quienes han tenido el mandato Institucional de resguardarlo, es decir los gobernantes, lo han dejado cada vez peor, en estado de agonía e indefensión, fragilidad y vulnerabilidad”, sostuvieron.

Desde Guardaparques aclararon que, pese al nombramiento de Reserva de Biosfera en la UNESCO “parece mentira que, en vez de repuntar y levantar vuelo, fue una caída en picada”. Efectivamente, el lugar no ha tenido en los últimos tiempos el apoyo del Estado y ha perdido gran parte del atractivo turístico que supo tener.

“Es una pena porque es un lugar mágico, en donde las familias de Berazategui, Florencio Varela y los distritos vecinos podrían disfrutar al máximo si estuviera en condiciones. El Parque es un lugar muy atractivo para descansar y pasear, sólo o en familia, pero hoy no tiene ninguna infraestructura que facilite esa posibilidad”, señalaron.

1 Comentario

  1. Gracias x la investigacion sobre los origenes del Parque Pereyra Iraola,donde luego de esa 2da fundacion sucedida en 1580, se fueron repartiendo las tierras.
    Gracias nuevamente, y hasta la proxima.

Comments are closed.