Bernal: quiso conectar la luz para sus vecinos y murió al recibir una descarga eléctrica

Murió al recibir una descarga
Vecino de Bernal murió al recibir una descarga. (Foto: gentileza En La Mira)
«No fue un accidente, es abandono del Estado», denuncian.

Arnaldo Andrés González Ramírez, vecino del barrio Finexcor de Bernal, en Quilmes, murió el último domingo al manipular un cable de alta tensión para reconectar el servicio eléctrico de su familia y sus vecinos.

El hecho tuvo lugar el último domingo en horas de la tarde, cuando Arnaldo subió hasta lo alto de un poste ubicado frente a su domicilio, en calle 177 entre Comandante Franco y Zapiola, para reconectar el servicio eléctrico.

Fue en ese momento en que el hombre recibió una fuerte descarga y cayó al suelo.  De inmediato, un grupo de vecinos trasladó al hombre hasta el dispensario de Quilmes, donde ingresó sin signos vitales.

Leé también: Mussi culpó a los cuatro años de Cambiemos por la falta de agua

«Abandono del Estado»

Desde el Movimiento de Trabajadores Excluidos de Quilmes expresaron en un comunicado que «No fue un accidente, es abandono del Estado». «El barrio Finexcor, que es parte del Registro Nacional de Barrios Populares (ReNaBaP). No cuenta con servicios públicos formales, ni mejorado en sus calles y menos aún con recolección de residuos. Es uno de los barrios populares del distrito más postergado y uno de los que más muertes registra por la precariedad en su infraestructura».

«El caso de Arnaldo no puede ser uno más que engrose la lista de excluidos muertos en los barrios populares a causa de la desidia de estado. Porque este no es un caso de una persona «enganchándose ilegalmente» a la luz. Es la consecuencia de la desocupación, de la falta de acceso a la salud pública y a una vivienda digna, al acceso a una alimentación saludable, a los productos culturales de los que la ciudad formal está plagada y de la posibilidad de desarrollar la vida en plenitud de derechos», expresaron.

«Es necesario que se agilicen políticas públicas en los diferentes niveles del estado que prevengan estos casos y garanticen la integración socio urbana, no sólo del barrio Finexcor sino también de los 68 barrios populares del distrito.

Leé también: Una familia de Berazategui fue puesta en cuarentena por posible coronavirus

Apelamos a las empresas prestadoras de servicios básicos (AySA y Edesur) para que dejen de desatender los pedidos que los vecinos y vecinas de Quilmes han acercado a sus oficinas comerciales, apoyándose en la normativa vigente y por el Certificado de Vivienda Familiar emitido por ANSeS y en la actualidad dependiente del Ministerio de Desarrollo Territorial y Hábitat de la Nación. Así como también exigimos a los gobiernos municipal, provincial y nacional a que desarrollen el Programa de Integración Socio Urbana, que propusimos desde la Mesa Nacional de Barrios Populares el pasado año, con celeridad ya que éstos son quienes deben velar por el bien del pueblo para el que gobiernan».

La respuesta de Edesur

Voceros de Edesur informaron que «No tenemos reclamos en la zona por falta de suminstro, pero si el hecho es tal como se denuncia, volvemos a insistir en los riesgos de manipular la red. Desde ya la empresa no tiene responsabilidad alguna. Lamentamos lo sucedido. Realizamos campañas constantes para advertir los riesgos de manipular ilegalmente la red de distribución. Porque además de ser un delito y afectar a nuestra red pone en riesgo la vida como en este caso».

Juan Grabois, en tanto, se refirió al hecho de la siguiente manera: «Las empresas prestadoras de servicios públicos, en particular AySA, Edenor y Edesur, tienen la obligación de respetar la normativa que establece el derecho de los habitantes de los barrios populares a acceder a conexiones seguras y legales. La negativa a realizar las conexiones es un acto de discriminación y abandono que además causa muertes».

1 Comentario

Comments are closed.