Grave: interno de Moqsa con más pasajeros de los permitidos

MOQSA
Más gente de la permitida en un interno de MOQSA

Una vecina de Barrio Marítimo registró con su teléfono una situación que vivió este miércoles en un colectivo de la línea . Contó que subieron más personas de las permitidas e incluso una de ellas no llevaba barbijo.

Elsa comentó a Periódico El Progreso que tomó las fotos (que publicamos en esta nota) «cuando viajé esta tarde, a las 14:30 horas, en el interno 178 de la línea 219 ramal 3 Rojo El Carmen. Me sorprendió la cantidad de gente que iba, ya que no está permitido que viajen pasajeros de a pie. Cuando bajé, en la Rotonda de Marítimo, hablé con un inspector que estaba en la terminal, y me dijo que iba a hacer una llamada de atención al chofer, pero no sé si fue así».

Chofer de la línea 159 dio positivo de dengue y coronavirus

Para la mujer «Fue bastante indignante, porque estamos todos tratando de cuidarnos. Yo soy enfermera, trabajo en una guardia de adultos mayores y me pareció desafortunado por parte del chofer que no se fije o no controle. De la estación de Hudson a la rotonda de Marítimo la gente viajó parada. Disimuladamente saqué una foto para que no me vean, porque no quería que nadie se ponga agresivo conmigo», explicó. Además, añadió que «A la altura de Plátanos subieron al colectivo dos chicas y se saludaron con un beso. Una de ellas viajaba sin barbijo, tenía como una bufanda, y nadie le dijo nada, ni el chofer ni nadie».

Sobre la situación que se vive actualmente, Elsa contó que «Los enfermeros estamos con un protocolo y procuramos extremar las medidas. A la vez tengo un hijo que está en el grupo de riesgo porque es diabético. Me dio mucha impotencia viajar así, por eso saqué las fotos», expresó, al tiempo que agregó que «Hoy por hoy la salud es primordial y lo que está pasando es muy grave y hay que concienciar. La gente tiene que saber que se contagia y que uno no sabe con quien viaja al lado».

Misteriosa desaparición de una joven en Berazategui

Por otro lado, Elsa sostuvo que «En Berazategui no se está controlando. Hay gente que tiene que salir porque está en primera línea, pero no se controla quien viaja, por qué viaja, para qué. Me da bronca e impotencia porque no se quieren cuidar y no quieren cuidar al otro. Yo quiero a mi familia y a mi hijo, y quiero que los adultos mayores que estoy cuidando en mi trabajo también esté bien, por eso mi impotencia», concluyó la mujer.

159 pasajeros
La foto que tomó Elsa al bajar en Marítimo, luego de que descendiera el pasaje.