Detuvieron al militante que disparó un mortero contra policías en 2017

Sebastian Romero
Sebastian Romero

Sebastián Sergio Romero, el militante del Partido Socialista de los Trabajadores Unificado que se encontraba prófugo de la Justicia tras haber disparado un mortero durante las protestas en Plaza Congreso contra la Reforma Previsional que impulsó el gobierno de Mauricio Macri en diciembre de 2017, fue detenido este sábado en la localidad uruguaya de Chuy.

“Lo detuvieron en un campo y se entregó sin ofrecer resistencia. Era algo que estaba evaluando en los últimos días. Quiere presentarse y declarar ante la Justicia. No va a obstaculizar el proceso de extradición y creo que en menos de 30 días estará en el país”, indicó el abogado defensor de Romero, Martín Alderete.

En un barrio de Berazategui disputan torneos de fútbol

Durante las manifestaciones, Romero había sido fotografiado y filmado cuando disparaba un mortero sostenido a un palo, en dirección a donde se ubicaban los policías desplegados en Plaza Congreso. Las imágenes se difundieron en los medios nacionales y el joven fue apodado «El gordo mortero», tras lo cual la Justicia inició una búsqueda para detenerlo.

En base a esas imágenes, se presentó una causa contra Romero por el delito de “intimidación pública y resistencia a la autoridad”. “En principio la acusación es esa. Tendremos que ver si no hay otra imputación vinculada con lesiones hacia algún efectivo policial, pero hasta ahora no sabemos nada. El lunes vamos a ponernos en contacto con el juzgado y veremos cómo sigue la causa”, apunto el abogado.

El merendero La niñez asiste a 150 vecinos de Plátanos

Bajo esta imputación es juzgado en la actualidad Daniel Ruiz, otro militante de ese espacio político, y que es representado por Alderete.

Según fuentes policiales, la detención de Romero se produjo tras un operativo de Interpol Uruguay en colaboración con sus pares argentinos de la Policía Federal.

Estando prófugo, Romero había escrito una carta en la que aseguraba: «Estoy siendo perseguido como si fuera un terrorista porque fui parte de los miles que el 18 de diciembre resistimos en las calles contra el robo que estaban haciéndole a los jubilados».