Reimplantan mano a niño de 11 años en el Hospital El Cruce

«No salgo de mi asombro y emoción”, contó la mamá del pequeño.

Un equipo de 18 profesionales del hospital El Cruce-Néstor Kirchner de Florencio Varela logró reimplantar, en 10 horas de intervención quirúrgica, la mano de un niño de 11 años luego de que un golpe de hacha se la seccionara por completo.

El miércoles 3 de junio por la mañana, Thiago y Tobías, dos de los cuatro hijos de Laura, cortaban leña en su vivienda de la localidad de Las Flores, provincia de Buenos Aires. Los gritos alarmaron a la mujer, que llegó corriendo y se encontró con Thiago, de 11, con el brazo totalmente ensangrentado luego de que Tobías le hubiera seccionado la mano.

De inmediato, Laura tomó una toalla limpia, envolvió la mano de Thiago en ella y buscó ayuda inmediata para trasladarlo al hospital. Así llegaron al Hospital Zonal General, donde fueron derivados a la guardia pediátrica del establecimiento. «El paciente llegó consciente, con una amputación completa a nivel metacarpiano de la mano derecha», informaron desde el hospital Zonal.

Médico del hospital Evita Pueblo dio positivo de Covid-19

En el nosocomio local evaluaron la situación y se contactaron con el médico cirujano Sebastián Valbuena, del Hospital “El Cruce-Néstor Kirchner». Así se gestionó el traslado de Thiago. “Sin perder tiempo, porque en estos casos es fundamental la rapidez, gestionamos la derivación en el sistema de Salud de la provincia de Buenos Aires, que inmediatamente puso en marcha el vuelo sanitario”, explicaron.

Así, a las 13.30, un helicóptero aterrizó en Las Flores para trasladar a Thiago, quien una hora y media más tarde ingresó al quirófano del hospital. Los especialistas destacan que el tiempo límite para hacer un reimplante de este tipo es de entre seis y doce horas de ocurrida la amputación.

Tras la intervención, Valbuena indicó que “La cirugía salió bien, duró unas diez horas y se tardó mucho porque era un caso muy complejo. También se demoró porque fue considerado como sospechoso de COVID-19 y se debieron implementar todos los protocolos, lo cual lentificó los procedimientos médicos”.

“Se trató de una intervención de alta complejidad que requirió la coordinación tanto del Hospital de Las Flores, que recibió al paciente y solicitó la derivación; del sistema de Salud provincial, que además coordinó el traslado en un vuelo sanitario, y del de Alta Complejidad aportada por el Ministerio de Salud de la Nación, desde el Hospital El Cruce”, dijo el secretario de Calidad en Salud de la Nación, Arnaldo Medina.

Por su parte, Laura dialogó con la Agencia de Noticias Télam, y manifestó que «Todavía no salgo de mi asombro y emoción”, al tiempo que agradeció profundamente a Valbuena y a todo el equipo que lo acompañó durante la intervención de su hijo. “Están todos muy pendientes, y nos cuidan, tanto a Thiago como a mí”, sostuvo.

Encañonaron a un matrimonio y sus hijos y les robaron el auto en Berazategui

“Mi hijo está bien, ya salió de terapia, y ahora está en una sala común compartida. Esperamos que tal vez en unos 10 días, si no hay ninguna complicación, podamos volver a casa”, agregó la mujer acerca del estado de salud de Thiago.

Valbuena, en tanto, informó que «el paciente permanecerá varias semanas con la mano inmóvil, y tras ello vendrá una ardua rehabilitación por tratarse de una mano reimplantada», al tiempo que detalló que «no es exactamente igual a la mano que tenía antes, es una nueva mano que tendrá que reacondicionar, readaptar y organizar en su estructura mental la movilidad de los dedos».

Dejar un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here