Adolescente de 15 años fue herido de tres balazos por dos «motochorros»

Inseguridad en Glew
Inseguridad en Glew

Un adolescente de 15 años fue herido de tres balazos por dos «motochorros» que lo asaltaron cuando regresaba a su casa tras acompañar a su madre a tomar un colectivo, en la localidad bonaerense de Glew, informaron hoy fuentes policiales.

El intento de robo ocurrió ayer, cerca de las 13.30, en el cruce de las calles Quiroga y Payró, de la nombrada localidad de partido de Almirante Brown.

Fuentes policiales relataron que, a raíz de un llamado al 911, personal de la comisaría 7ma. arribó al lugar y se entrevistó con el padre del adolescente, quien indicó que su hijo había recibido tres disparos en un intento de robo.

La víctima, de 15 años, recibió un tiro en el pie derecho, otro en el muslo y el restante en el brazo izquierdo, indicaron las fuentes.

«Fue una situación muy violenta. Había dejado a la madre que se había tomado el colectivo y cuando volvía aparecen dos personas en una moto y lo interceptan», dijo en diálogo con Todo Noticias Claudio, padre de la víctima.

Según los voceros policiales, los dos «motochorros» estaban armados y le dispararon porque creyeron que el joven tenía un elemento punzante que confundieron con un manojo de llaves.

Luego de disparar, los delincuentes huyeron del lugar sin llevarse ninguna pertenencia, agregaron las fuentes.

En tanto, el adolescente fue trasladado a la Clínica Espora de Adrogué, donde ingresó estable y fuera de peligro.

«Le tiraron cinco disparos en total, tres le pegaron a él. Mi hijo está bien, le dieron en el hombro, cerca de la rodilla y en el pie. La reacción de él fue empujarlo y querer pelear», señaló el padre.

El hombre agregó que se encontraba en su casa cuando escuchó las detonaciones y rápidamente salió a ver, ya que su hijo había ido a acompañar a su esposa a tomar el colectivo.

«Estuché tres disparos y digo ‘es Ian’, veo la moto salir y a él no lo vi. Empiezo a ir para la esquina y lo veo tirado en el piso, consciente, y me decía que estaba bien. Veo que le salía sangre del hombro y del pie. Le toco el hombro y se cae el plomo. Justo llegó un patrullero y rápido lo subí en mi auto y lo llevé a la clínica», narró Claudio.

Tras el análisis de las cámaras de seguridad de la zona, se estableció que los delincuentes se trasladaban en una moto Honda XR150 roja y blanca.

«Es increíble la inseguridad en la zona, le apuntaron (al adolescente) en la cabeza. Le pedí protección al comisario», finalizó Claudio.

La fiscalía de turno del Departamento Judicial de Lomas de Zamora calificó al hecho como «tentativa de robo y lesiones por arma de fuego».

Dejar un comentario

Déjenos su comentario aquí
Ingrese su nombre