Adolescente se suicidó tras ser escrachado por un abuso que no cometió

suicidio en Don Orione
Familiares del joven que se suicidió en Don Orione
Ocurrió en Don Orione.

Un adolescente de 18 años se quitó la vida luego de que su ex novia lo acusara en las redes sociales de abuso sexual. Familiares y allegados del jóven, exigen justicia y aseguran que el abuso nunca ocurrió y se manifestaron en Don Orione.

El hecho tuvo lugar el último domingo en una vivienda ubicada en calles Eva Perón y Río Carcarañá, en el partido de Almirante BrownThomas Fabrizio Pérez Ruiz, peluquero, se encontraba trabajando cuando se enteró que en Facebook su ex pareja, Florencia Sosa, lo había escrachado por abuso sexual.

Leé también: Exclusivo: así abusaba de sus clientas el peluquero quilmeño

Thomas, conmocionado por la denuncia pública, se fue hasta su casa de inmediato. Horas después, su hermano lo encontró en la habitación, donde el joven se había ahorcado con un cinturón.

De inmediato, familiares de Thomas lo trasladaron hasta un centro de salud cercano, donde ingresó ya sin vida.

Leé también: Persiguió a su pareja hasta la panadería y la baleó en el abdomen

Tras la muerte del adolescente, sus familiares repudiaron en las redes sociales el accionar de la ex novia de Thomas. Aseguran que la denuncia por abuso es totalmente falsa y exigen justicia por la muerte del chico.

«Estaba resentida»

Érica, madre de Thomás, realizó declaraciones a Ari Paluch en Radio Latina (FM 101.1) sobre la situación que vivió su hijo. «Florencia Sosa estaba resentida porque se habían separado. Ella lo condenó socialmente en las redes y él se quitó la vida por el escrache», dijo.

«Ella (Sosa) le mandaba mensajes a la novia de él amenazándolo. Lo amenazó diciéndole que le iba a prender fuego la peluquería.  Quiero limpiar públicamente el nombre de mi hijo», comentó la madre de Thomás.

En tanto Sosa borró las publicaciones en las que había escrachado a Thomas e hizo lo mismo con sus perfiles de redes sociales. En el caso tomó intervención la UFI N° 5 del Departamento Judicial de Lomas de Zamora, y está caratulado «suicidio».