Alberto Fernández aseguró que «la Corte Suprema está funcionando mal»

Alberto Fernández
Alberto Fernández

El presidente Alberto Fernández defendió este jueves la reforma de la justicia que impulsa su gobierno y advirtió que los detractores de la iniciativa tendrán la posibilidad de proponer todas las modificaciones que consideren necesarias en el debate que se dará en el Congreso de la Nación.

En diálogo con Radio con Vos, el mandatario explicó que lo que hizo ayer al presentar la propuesta de reforma es plantear los lineamientos generales que busca impulsar. «Con eso abrimos el debate y lo que vaya a resultar de ese debate va a pasar por el Congreso de la Nación», aseguró Fernández.

En esa línea aseguró que «lo único que pusimos son límites para que nadie dude» de la independencia de los jueces. Por eso señaló que hoy están «revisando concursos y ternas» para determinar de los jueces designados cuáles «merecen ser jueces» por sus antecedentes y desempeño.

Así dio cuenta Fernández del retiro del Senado de más de un centenar de pliegos de candidatos a jueces que habían sido enviados al Senado por el ex presidente Mauricio Macri, dispuesto en febrero pasado.

«Soy crítico del sistema de selección de jueces, siempre lo he sido«, dijo y aseguró que el sistema vigente de selección de jueces permite «manipular» la puntuación que obtienen en el marco del concurso que lleva adelante el Consejo de la Magistratura.

Y consideró que, en ese proceso, el resultado de la entrevista presencial con el o la candidata a juez no debe representar «más del 20%» del puntaje, y sostuvo que, además, debería ser «grabada, filmada y difundida» públicamente.

El mandatario también fue muy crítico del funcionamiento del máximo tribunal de la Argentina. «Hoy la Corte está funcionando mal y está virtualmente paralizada» dijo sin ambages y negó que se esté discutiendo la cantidad de miembros que debe tener la Corte Suprema de Justicia, sino buscando su mejor funcionamiento.

Acerca de la comisión de expertos creada para asesorar al Gobierno nacional en la reforma, dijo que analizarán «problemas que son muy técnicos», y que «la oposición y los medios simplifican el debate diciendo que se quiere someter a los miembros de la Corte».

En esa línea, explicó que la comisión tendrá «90 días a partir de agosto» para darle «consejos» sobre esa reforma que impulsa y aclaró que «no tienen por qué ser consejos unánimes«, sino que puede haber «dictámenes de mayoría y de minoría».

«Hay una gran falacia en todo esto», advirtió el mandatario acerca de quienes le plantean que tendría que haber consultado antes sobre el tema, y enfatizó: «Me están proponiendo que repartamos los jueces y no lo voy a hacer; quiero jueces dignos».

1 Comentario

Comments are closed.