Allanaron más de diez domicilios en busca de los narcos que balearon a Maia y su abuela

Impactos de proyectiles en la vivienda donde se produjo la balacera (Foto Germán García Adrasti)
Impactos de proyectiles en la vivienda donde se produjo la balacera (Foto Germán García Adrasti)

El Jeuz Gustavo Mora, a cargo del Juzgado de Garantias N°  7 del Departamento Judicial de Quilmes, ordenó más de diez allanamientos que se efectivizaron durante la madrugada de este miércoles en Berazategui, Florencio Varela y La Plata, en el marco de la causa que investiga la balacera por la que una nena de 9 años y su abuela, de 81, resultaron heridas. 

Uno de esos procedimientos se dio en el barrio Bustillo, a metros de la casa baleada por la banda narco. Sin embargo, fuentes de la investigación indicaron a Periodico El Progreso que los allanamientos arrojaron resultados negativos en cuanto a detenciones, así como también en cuanto a armas de fuego que pudieran estar relacionadas con la balacera.

Al mismo tiempo, las fuentes indicaron que Bruno Contreras, el hermano de Maia, y a quien se cree que la banda narco fue a buscar a la vivienda del barrio Bustillo, no pudo ser localizado. La Justicia lo busca para tomarle declaración, ya que lo considera, en principio, víctima del hecho.

Quien sí prestó testimonio es una joven de 18 años que al momento del hecho estaba junto a Contreras. Su relato podría ser clave para que los investigadores avancen en la causa y puedan establecer no solo el móvil de la balacera sino también la identidad y los roles de cada uno de los involucrados.

Leé también  La Municipalidad de Berazategui clausuró el Autocine de Hudson

Mientras tanto, Maia continua internada en el hospital Garrahan de la Ciudad de Buenos Aires. Desde el entorno familiar de la menor indicaron que su estado de salud “mejoró”, pero que corre riesgo de perder una de sus manos por el impacto de un proyectil. Tal como adelantó ayer este portal, la niña se encuentra “hemodinámicamente compensada”, sin fiebre y con oxígeno suplementario, al tiempo que se encuentra medicada con antibióticos y analgésicos.

Por su parte, la abuela de Maia se encuentra fuera de peligro. La mujer presentaba lesiones en la nariz y el pómulo derecho, por lo que debió ser intervenida y se encuentra en franca recuperación.

El hecho ocurrió alrededor de las 23:45 del sábado en una vivienda ubicada en calle 149 entre 49A y 50. Hasta allí llegaron al menos seis sujetos en dos autos, portando varias armas de fuego, tras lo cual comenzaron a disparar contra el frente de la propiedad. En ese marco resultaron heridas la anciana y la menor, quienes se encontraban durmiendo.

La causa, calificada como “tentativa de homicidio agravada por el uso de armas de fuego”, es investigada por la UFI N°2 de la jurisdicción a cargo del fiscal Cristian Granados.