Anunciaron más de 3.000 viviendas para Berazategui, Avellaneda, Quilmes y Florencio Varela

Alberto Fernández presentó hoy el programa “Casa Propia – Construir Futuro”, a través del cual se realizarán más de 3.000 obras y viviendas en Avellaneda, Quilmes, Berazategui y Florencio Varela. Estuvo acompañado por el goernador Axel Kicillof y los intendentes de cada uno de esos municipios.

El presidente presentó obras en el barrio Azul de Quilmes, del cual destacó el aislamiento que se hizo en ese lugar durante la pandemia y firmó acuerdos habitacionales con los intendentes Mayra Mendoza (Quilmes), Alejo Chornobroff (Avellaneda), Juan José Mussi (Berazategui) y Andrés Watson (Florencio Varela).

Según se indicó, el Programa “Casa Propia – Construir Futuro” busca mejorar el acceso a 264.000 soluciones habitacionales en todo el territorio nacional.

Los convenios que suscribieron este lunes los intendentes incluyen la construcción de 1.250 viviendas en Quilmes, 900 en Berazategui, 300 en Avellaneda y 600 en Florencio Varela, municipios gobernados por el peronismo.

Leé también: Denuncia por abuso sexual terminó con agresión a bomberos y policías

Fernández aseguró en conferencia de prensa que “El mérito sirve si a todos les damos igualdad de condiciones. Y el Barrio Azul muestra que por mucho esfuerzo que se haga, si el mínimo de condiciones no está dado, entonces el mérito no alcanza. Por eso nosotros creemos que allí donde la sociedad no puede generar condiciones de igualdad, tiene que estar presente el Estado”.

En esta línea, continuó: “Algunos piensan que porque hablamos de ese modo nos volvimos populistas. Si ser populista es pensar en el que menos tiene y en el que más necesita, soy populista”.

Así se expresó Fernández al anunciar obras en el barrio Azul, uno de los primeros en ser aislado por el coronavirus en la provincia de Buenos Aires: “Había un mismo barrio que de un lado lo gobernaba uno de nosotros y del otro lado, lo gobernaban otros”. Y siguió, con tono irónico: “De este lado había un Gobierno que entendió que había que darle un mínimo de igualdad de condiciones a esa gente para que pudiera desarrollarse. Lo mínimo es tener una casa y un barrio habitable. Del otro lado, que la meritocracia todo lo puede”.