Policía mató de 18 disparos a un delincuente que intentó robarle

Adrian David Barrios
Adrian David Barrios

Un agente de la Policía Federal mató de 18 disparos a un delincuente que intentó asaltarlo en Avellaneda y quedó detenido e imputado por «homicidio simple agravado por el uso de arma de fuego».

El hecho ocurrió este sábado por la tarde, minutos después de las 16 en Pinzón al 1500, a pocas cuadras del estadio del Club Atlético San Telmo, ubicado en la Isla Maciel. Todo comenzó el oficial Osvaldo Nicolás Rendichi (24), pactó a través de una red social comprar una PlayStation 4 por 17.000 pesos.

El efectivo se dirigió vestido de civil junto con su hermano a bordo de su auto Chevrolet Vectra gris para encontrarse con el supuesto comprador. Al llegar al lugar pactado, un joven se acercó y le dijo que lo acompañara unos 20 metros por un pasillo del barrio. A continuación, surgió otro hombre, el cual amenazó al policía con fines de robo.

Ponen en funcionamiento 8 puntos solidarios para vecinos de Berazategui

Según el testimonio que dio más tarde, Rendichi se identificó como policía y desenfundó su pistola Bersa calibre 9 milímetros. En ese momento, el asaltante efectuó un disparo que fue repelido por el efectivo, quien aseguró que disparó al menos en cuatro oportunidades.

Sin embargo, el joven que recibió los balazos no fue el que lo atacó a tiros sino el que lo había recibido en primera instancia.

Tras los disparos, el policía ascendió a su auto (donde lo esperaba su hermano) y se dirigió a la comisaría 1era. de Avellaneda, donde dio su versión de lo sucedido. El agente entregó su arma reglamentaria y una pistola 9 milímetros marca Tanfoglio, que (aseguró) se le había caído al hombre que lo atacó.

A los pocos minutos de haber llegado a la seccional, el joven identificado como Lucas Adrian David Barrios (18) ingresó con múltiples heridas de bala al hospital Fiorito, donde murió a raíz de las lesiones sufridas.

En un barrio de Berazategui disputan torneos de fútbol

Posteriormente, el fiscal Elbio Laborde, a cargo de la UFI 3 Descentralizada en Avellaneda, dispuso la aprehensión del efectivo Rendichi. Además, el personal de Policía Científica fue al lugar del hecho a realizar las pericias, pero al llegar las vainas servidas habían sido retiradas por otras personas del barrio, añadieron las fuentes.

El fiscal también ordenó la autopsia correspondiente, la cual arrojó como resultado que Barrios recibió 18 balazos, es decir que el policía le vació todo el cargador. «Los 18 proyectiles (17 en el cargador más uno en la recámara) impactaron entre el abdomen, el tórax y las piernas», agregó un vocero encargado de la pesquisa.

En principio, Laborde caratuló la causa como «homicidio simple agravado por el uso de arma de fuego» y decidió que Rendichi, quien será indagado este lunes, continúe detenido por ese delito.

Los voceros agregaron que Barrios tenía antecedentes penales por robo y había sido detenido el 7 de marzo último.

Con información de Télam