Batalla campal, destrozos y un joven apuñalado durante una fiesta clandestina en Ranelagh

Fiesta clandestina en Ranelagh
Fiesta clandestina en Ranelagh

Una verdadera batalla campal tuvo lugar en Ranelagh en el marco de una fiesta clandestina organizada y convocada a través de las redes sociales. Un joven resultó apuñalado, mientras que autos y viviendas de la zona sufrieron daños producto de piedrazos y botellazos.

Todo ocurrió en la madrugada del 1° de enero en calle 131 entre 43 y 44, en la mencionada localidad. Según pudo reconstruir Periódico El Progreso, en base a publicaciones de redes sociales, testimonio de vecinos y personas damnificadas, un grupo de jóvenes convocó mediante Facebook e Instagram a una celebración de Año Nuevo que incluía alcohol, marihuana, cocaína y pastillas de distintas drogas, entre ellas éxtasis. La invitación se dio a conocer recién en la medianoche del 31, por lo que no hubo anticipación de ninguna autoridad.

Ya durante las primeras horas del 1°, cientos de personas, en su mayoría jóvenes y menores de edad, comenzaron a llegar al lugar, donde los organizadores cortaron la circulación del tránsito con cintas, a modo de “salón al aire libre”. Los asistentes debían abonar, a modo de entrada, cien pesos si eran hombres y cincuenta si eran mujeres. Todo el barrio San Blas, mientras tanto, temía por posibles disturbios, que no tardaron en llegar.

Leé también | Barrios afectados por la falta de recolección de residuos

Con música a todo volumen, el alcohol y las drogas no tardaron en aparecer y, con ellas, las primeras discusiones y peleas. La “celebración” siguió hasta que se hizo de día y, tal como temían los vecinos, comenzaron las peleas: botellazos, piedrazos y golpes de puño: “Fue una batalla campal”, asegura Johanna, una de las vecinas cuya vivienda recibió varios piedrazos. “Llamamos al 911 y a la comisaría 2da., pero no apareció nadie… se ve que estaban brindando”, aseguró la mujer.

Así quedó la calle 131 luego de los disturbios
Así quedó la calle 131 luego de los disturbios

De acuerdo con lo informado por el periodista Jorge Tronqui, luego de los disturbios se supo que un joven de 23 años, identificado como Rodrigo R., recibió una puñalada en el tórax durante los disturbios, por lo cual tuvo que ser trasladado al Evita Pueblo.

Por su parte, los vecinos denunciaron lo ocurrido y se quejaron por la falta de respuestas de la Policía y de las autoridades municipales, ya que nadie de Control Urbano se acercó al lugar pese a los reiterados llamados. Algo similar ocurrió en el puente de Avenida Vergara y las vías del Ferrocarril, adonde los controles tampoco llegaron.

 

1 COMENTARIO

Dejar un comentario

Déjenos su comentario aquí
Ingrese su nombre