Berazategui | Denunció que su ex violó a su hija, está libre y las amenaza

Berazategui | Denunció que su ex violó a su hija, está libre y las amenaza
Berazategui | Denunció que su ex violó a su hija, está libre y las amenaza

“Cambié la cerradura, puse otra reja y compré gas pimienta, pero no puedo hacer más”, relata angustiada Natalia al canal Crónica HD. Su hija de 14 años fue violada por su ex pareja hace dos meses y él sólo estuvo detenido apenas 24 horas.

Ahora, en libertad, el acusado suele merodear por el barrio ubicado el partido bonaerense de Berazategui y aterroriza a la mujer, que debe dejar a sus 4 hijos para poder trabajar. “Sigo sin una restricción perimetral. Ni siquiera tengo un botón antipánico”, reclamó.

La pesadilla de Natalia y su familia comenzó el pasado 24 de febrero cuando una discusión entre su hija mayor, de 14, y su pareja sacó a la luz el aberrante episodio. La adolescente le contó a su mamá que su padrastro, un arbitro de fútbol conocido como “El Pola”, de 40 años, la había abusado sexualmente cuando la mujer estaba trabajado.

“Papá me violó, me dijo. Ocurrió el último 18 de enero, pero ella habló un mes después. Hice la denuncia correspondiente, la revisó una perito psicóloga y todo. Él estuvo prófugo una semana y luego se presentó con un abogado, que pidió una exclusión de prisión. Y quedó todo en la nada. Está libre”, denunció la madre, quien estaba en pareja con el presunto abusador desde hace 12 años y con quien tiene dos nenas de 8 y 6 años.

Desde el momento del ataque, su hija “estuvo contenida”. “Pasó por cuatro psicólogos, uno de ellos forense. Si bien determinaron que (el abuso) ocurrió una sola vez, ella siente culpa y tiene mucho miedo”, detalló Natalia.

Y continuó: “Él tiene el derecho de pasar por mi cuadra si quiere. Se rapó la cabeza y pasa por acá con su moto a la noche. Los vecinos lo vieron. A mí se me complica muchisímo porque estoy sola con mis cuatro hijos, ya que trabajo a la mañana y los llevo al colegio a la tarde”.

“Hice dos pedidos de restricción, pero sigo sin una restricción perimetral. Ni siquiera tengo un botón antipánico. Si tuve custodia dinámica, que es un móvil policial cerca de mi casa, pero en la calle y en la escuela de mis hijas, nada. Cambié la cerradura, puse otra reja y compré gas pimienta, pero no puedo hacer más”, afirmó angustiada.

La única forma de protegerse es un grupo de WhatsApp con vecinos y allegados que ella misma creó para poder comunicar sus horarios y que estén atentos a hijos. En ese sentido, sostuvo: “Ellos me avisan por ahí cuando lo ven. Nos cuidan así”.

Fuente – Crónica

Dejar un comentario

Déjenos su comentario aquí
Ingrese su nombre