Berazategui | Personal de la Salud volvió a protestar en el Evita Pueblo

Personal de Salud del Hospital Evita Pueblo de Berazategui volvió a protestar este lunes en las inmediaciones del nosocomio por la falta de de personal, de insumos y la negativa del gobierno de la Provincia de Buenos Aires a discutir paritarias.

La protesta contó con una movilización por las calles aledañas al nosocomio, mostrando pancartas y banderas en donde los trabajadores de la salud pidieron por una #SaludDePie.

Desde la Asociación Sindical de profesionales de la salud de la Provincia de Buenos Aires (CICOP) explicaron que mientras la pandemia continúa desarrollándose, la decisión de decretar el Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio “no se acompañó de las medidas sociales suficientes y se flexibilizó prematuramente por presión de las corporaciones empresariales”.

“Desde fines de 2019, la pandemia del covid-19 viene afectando a la mayor parte de la población mundial, dejando a su paso millones de personas que han enfermado y miles de fallecidos. Desde que la OMS declaró la emergencia de la salud pública el 30/1/20, los últimos datos indican que ya se han superado los 30 millones de contagiados y más de 954.000 personas perdieron la vida. Encabezan la lista de países con mayor número de contagios Estados Unidos, India y Brasil, ocupando Argentina, a la fecha, el décimo puesto”, indicaron desde CICOP.

En ese sentido, los profesionales señalaron que “La pandemia ha puesto al descubierto la situación de los Sistemas Públicos de Salud, afectados por años de desinversión y falta de presupuestos adecuados que garanticen efectivamente los derechos de la población a la mejor atención posible” y denunciaron la precarización laboral “instalada en el empleo público a partir de los años 90”, con diferentes formas de contrataciones (becas, locaciones de servicios o de obra, contratos temporarios, autónomos y monotributistas), las cuales “constituyen verdaderos fraudes laborales ejercidos por quienes, desde el poder, deberían velar por los derechos y sus garantías”.

En ese contexto, la jornada de este lunes tuvo como protagonista central al personal de enfermería y sus reclamos específicos, dado que se trata del sector más golpeado por la pandemia en número de fallecimientos.

Convocatoria a la Paritaria

La convocatoria a paritarias para el personal de la Salud debería haberse producido en el mes de junio por el “compromiso firmado en el acta acuerdo que el Gobierno provincial incumplió de modo flagrante”. En ese sentido explicaron que “el salario tan deteriorado es una expresión concreta del escaso reconocimiento para quienes enfrentamos a diario la atención de la población, algo que sucedía antes y se ha exacerbado durante la pandemia”.

“Un sueldo inicial de $ 46.800, cuando la canasta que calcula la Junta Interna ATE-INDEC está en $ 70.616 y esta cifra apenas la alcanzan quienes tienen 30 o más años de antigüedad en el sistema de Salud provincial, da cuenta de que, más allá de elogios y aplausos, los trabajadores de la Salud continuamos siendo la variable de ajuste en la concepción de quienes deben tomar decisiones”.

La protesta incluye también las licencias para grupos de riesgo y progenitores con hijos a cargo y los días de descanso que le corresponden a los trabajadores, los cuales no se cumplen. También piden por la situación del personal residente y la puesta en marcha de la Mesa que “avance en el tratamiento y resolución de las situaciones de violencia”