“Cómo matar a un chorro y no ir en cana”, el libro que desató la polémica.

Marcelo Soriano es un criminólogo y experto en derecho y seguridad, que luego de ser víctima de un robo y haber matado al delincuente, escribió un libro que desató la polémica: “Cómo matar a un chorro y no ir en cana”. En este libro da “consejos” para ejercer el “derecho de legítima defensa”. La publicación se promociona con volantes distribuidos en la calle y sólo se puede adquirir por correo electrónico.

chorrros

El libro de Soriano volvió ubicar la cuestión de la “justicia por mano propia” en el centro del debate. Soriano decidió poner ese polémico título a su libro para vender más ejemplares: “Si yo le pongo ‘justicia legítima’ no lo compra nadie. Entonces tengo que poner un título que resulte llamativo, concordante con nuestra cultura nacional”. Sobre ello precisó que para el nombre del manuscrito se inspiró en el tango “Chorra” de Enrique Santos Discépolo. realizado en 1928.

Sobre el contenido de su manuscrito, el experto en derecho puntualizó que “está tratado en un lenguaje llano y entendible” para el ciudadano común fundado en la doctrina social de la iglesia. “Se dan consejos procesales para que la persona sepa cómo actuar y no caiga en la trampa de la fiscalía y del juzgado y al final termine siendo procesado por homicidio simple cuando, en realidad, lo que ejerció fue su derecho a la legítima defensa”.
Para dar a conocer el libro, el autor repartió volantes por varias zonas de la ciudad de Buenos Aires. En los mismos se indica que cada ejemplar tiene un valor de 498 pesos y se puede solicitar a través de la dirección de correo electrónico que aparecen en los folletos. “A partir de ahora serán sólo ellos”, afirma el mensaje de los papeles promocionales.
El autor del polémico libro aclaró que “No estoy recomendando que la gente use un arma, lo que estoy haciendo es que si alguien decide hacerlo, le doy los pasos para que no caiga en un exceso. Lo que estoy haciendo es darle buenos consejos para que no cometa un error y termine preso porque hizo el ejercicio de su legítima defensa”.
Soriano está a favor de la pena de muerte  y aclara el episodio que lo llevó a escribir el libro: “Yo ya he sido víctima de robo y he ejercido mi legítima defensa. Y obviamente salí sobreseído porque sabía como tenía que actuar. Yo poseía el arma de fuego en ese momento y lo maté. Era un robo en banda con armas y en nocturnidad. Son hechos agravantes a la figura típica de robo”, concluyó.

Redacción

Es propósito de este periódico propagar la verdad, la honradez y la persecución como único fin de la libertad y el progreso social, entendido como la expansión de la personalidad humana en todos sus aspectos y la afirmación de la libertad del hombre, de su cultura y de su bienestar. Su credo lo forma la independencia, el respeto al hombre privado, el ataque razonado al hombre público y la defensa de los principios republicanos que consagra la Constitución Nacional Argentina.