Clausuran el Penal de Florencio Varela por hacinamiento y condiciones infrahumanas

Los detenidos eran casi el doble de la capacidad permitida. No había luz ni inodoros. Los detalles.

La Justicia de Quilmes ordenó la clausura de cuatro celdas del Penal N° 23 de Florencio Varela luego de una denuncia presentada por la Comisión Provincial por la Memoria (CPM) en relación a las condiciones en la que era alojados los detenidos. 

El martes 13 de agosto un equipo del CPM realizó una inspección de rutina en la Unidad Penal 23 de Florencio Varela. Tras recorrer el pabellón 8 (admisión), la celda de vigilancia y tratamiento y sectores de control y sanidad, hallaron el Penal “colapsado”.

Leé también: Bebé de tres meses necesita un cuarto de material para vivir con su familia

La Unidad Penal cuenta con 482 plazas, sumadas a las 562 personas por el cupo impuesto por el Servicio Penitenciario, lo que da un total de 964 personas. Al momento de la inspección había 1.526 personas efectivamente alojadas. Ello genera entre otros gravámenes, una situación de “hacinamiento extremo”.

Habeas Corpus

En consecuencia, la CPM presentó un habeas corpus ante el juzgado correccional 5 del Departamento Judicial de Quilmes. En el mismo advertía sobre las deplorables condiciones de vida de las personas detenidas y ponía énfasis en los riesgos posibles producto del hacinamiento. Además, solicitó que se prohíba el ingreso de más personas al penal.

Desde la Comisión se solicitó la leonera (celda) de control que se encuentra en la intemperie, y que se retiren las rejas para imposibilitar que sea utilizada nuevamente; También se pidió la clausura definitiva de la leonera de vigilancia y tratamiento y cualquier sector similar que no reúna las mínimas condiciones de habitabilidad.

Leé también: Abogada argentina busca ser la primera jueza trans del mund

Al mismo tiempo, en el informe presentado se pidió redistribuir a la población alojada en ambos sectores, teniendo en cuenta la voluntad de las personas y se modifique el régimen de vida imperante en el pabellón 8 (admisión), prohibiéndose el aislamiento absoluto y permitiendo el acceso de los detenidos a actividades recreativas, educativas y laborales.

Clausura

Posteriormente, el día 23 de agosto el juzgado dispuso una medida cautelar con la clausura preventiva de las leoneras y la reubicación de las personas detenidas. El pasado martes CPM se constituyo en la UP 23 para verificar el cumplimiento de las medidas dispuestas. En el lugar además estuvo presente la jueza Martucci, titular del Juzgado Correccional 5 de Quilmes, que concurrió a la diligencia acompañada por un perito ingeniero y un fotógrafo forense.

Luego de inspeccionar el lugar, Martucci dio la orden de clausurarlas hasta tanto no se lleven a cabo las refacciones necesarias para su correcta utilización. A su vez, se procedió a recorrer el pabellón 8 de admisión, donde pudo comprobarse que se encontraba completo en su capacidad. Sobre este pabellón la jueza esperará los resultados de la pericia para dictaminar.

Inspección

Durante la primera inspección la CPM pudo constatar en la celda llamada leonera de control un espacio solo de rejas, formando una jaula, con iluminación artificial, sin mobiliario ni baño. Tampoco cuenta con letrina ni sistema de cañerías para acceder a agua potable. No tiene camastros, colchones, electricidad ni las condiciones materiales mínimas.

Al mismo tiempo se constató que en las jaulas de vigilancia y tratamiento estaban alojadas once personas y ninguna celda tenía colchones. Los detenidos debían descansar sobre frazadas improvisadas o dormían apiladas; tampoco reciben alimentación suficiente. A su vez, cada celda posee un inodoro que no tiene conexión de agua, por lo cual deben higienizarse parados con agua en botellas que les alcanzan otras personas detenidas.

Fuente: ANDAR Agencia

Redacción

Es propósito de este periódico propagar la verdad, la honradez y la persecución como único fin de la libertad y el progreso social, entendido como la expansión de la personalidad humana en todos sus aspectos y la afirmación de la libertad del hombre, de su cultura y de su bienestar. Su credo lo forma la independencia, el respeto al hombre privado, el ataque razonado al hombre público y la defensa de los principios republicanos que consagra la Constitución Nacional Argentina.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: