Comenzó el juicio contra el policía que atropelló y mató a Ana Rivadero en Hudson

La mujer y su marido fueron atropellados y abandonados cuando caminaban por la colectora.

Comenzó esta semana el juicio a Gerardo Agustín Pereyra, el ex oficial de policía que atropelló y mató a Ana Rivadero en Hudson en marzo de 2018. Está acusado de “homicidio culposo, agravado por conducción imprudente, negligencia, fuga en concurso con lesiones culposas”.

Rivadero, de 71 años al momento del hecho, y su esposo caminaban por la colectora de la Autopista a la altura de Hudson cuando fueron embestidos por Pereyra. El hecho quedó registrado por las cámaras de seguridad y tomó trascendencia en los medios nacionales.

Leé también: Berazategui: Atropelló y mató a una mujer en Hudson

Testimonios

Uno de los primeros en declarar sobre lo ocurrido fue el viudo, Faustino Maldonado. Sobre las caminatas dijo que “lo hacíamos con frecuencia. Era cotidiano caminar para tener una mejor calidad de vida”, dijo conmovido.

Posteriormente, un perito de parte señaló que Pereyra circulaba a 79.2 km/h de velocidad, cuando la velocidad máxima permitida en la zona del accidente es de 49 km/h. También declararon dos empleados de una empresa de colocación de fibra óptica que fueron quienes asistieron a Ana y Faustino segundos después del hecho.

Leé también: Berazategui: madre de tres chicos murió prendida fuego tras discutir con su novio

El acusado, de 27 años, fue exonerado de la Policía cuando se hicieron públicos los hechos. El hombre se entregó a las 32 horas del hecho en la comisaría 4° de Berazategui, tras permanecer prófugo y haber abandonado al matrimonio. Las declaraciones testimoniales continuarán durante esta semana.

Redacción

Es propósito de este periódico propagar la verdad, la honradez y la persecución como único fin de la libertad y el progreso social, entendido como la expansión de la personalidad humana en todos sus aspectos y la afirmación de la libertad del hombre, de su cultura y de su bienestar. Su credo lo forma la independencia, el respeto al hombre privado, el ataque razonado al hombre público y la defensa de los principios republicanos que consagra la Constitución Nacional Argentina.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: