Detuvieron a un hombre acusado de descuartizar a comerciante en Bernal

La Policia Bonaerense detuvo en las últimas horas a un hombre de 40 años en el marco de la causa que investiga el asesinato de un comerciante de origen chino en la localidad de Bernal. Se trata de un sujeto que había mostrado interés en adquirir el supermercado de la víctima.

El hecho se conoció el martes a las 14.50 horas, cuando un transeúnte halló en el cruce de calles Liniers y Lavalle una caja de telgopor con restos humanos: dos piernas y una cabeza, seccionadas de un torso masculino; 40 minutos después, en Comodoro Rivadavia y Liniers, efectivos de la Policia de Bernal encontraron el torso embolsado, en tanto a las 18.57, en Liniers al 900, aparecieron dos pedazos de piernas.

Tras el hallazgo de los restos, la Justicia comenzó a investigar y pudo establecer que un comerciante de nacionalidad china, identificado como Chen Qinai, alias Marcos, de 36 años, propietario de un supermercado ubicado en Origone y Boedo, había sido reportado como desaparecido el domingo anterior.

De acuerdo con las fuentes, la pesquisa concluyó que Chen Qinai había puesto en venta el fondo de comercio, tras lo cual mantuvo una acalorada discusión con un supuesto comprador, identificado como Ma Fenrong (40), alias Mario, de quien se cree sería el autor material del homicidio y posterior descuartizamiento.

Según la investigación en curso, Fenrong pudo ser detenido gracias al testimonio de uno de los empleados del supermercado, un joven venezolano que dijo que el sindicado estaba limpiando las instalaciones del comercio, algo que no era habitual en él, lo cual le resultó sospechoso. Además, encontró en el comercio varias botellas rotas en la parte posterior del local, así como también una serie de manchas de sangre.

En tanto, una filmación mostró a Ma Fenrong salir con un carrito y una conservadora de telgopor a las 21 horas del lunes del supermercado de Boedo al 900. Con esos elementos, la Doctora Ximena Santoro, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 7 del Departamento Judicial de Quilmes, pidió la detención de Fanrong. Al mismo tiempo, la letrada dispuso el cierre preventivo del comercio y ordenó una serie de pericias tendientes a determinar lo ocurrido.

Por otro lado, un empleado del supermercado identificado como Lixin Lin (29), quien tenía en su poder un arma calibre 9mm reportada como robada, quedó demorado por la justicia, que investiga si tuvo injerencia en el homicidio del comerciante.

Dejar un comentario

Déjenos su comentario aquí
Ingrese su nombre