Duro comunicado de la Asociación Argentina de Fiscales en repudio a Gregorio Dalbón

Gregorio Dalbón
Gregorio Dalbón

Gregorio Dalbón, abogado del Presidente Alberto Fernández, criticó con dureza a los responsables de la causa penal por la violación de la cuarentena en la quinta de Olivos, el año pasado, durante el cumpleaños de la primera dama Fabiola Yáñez. La Asociación Argentina de Fiscales (AAF) emitió un comunicado repudiando esos dichos.

Ramiro González puede hacer lo que quiera, pero es un coimero y sabe que yo lo sé”, sostuvo el abogado días atrás a AM 530. El letrado se presenta como asesor legal de Fernández en esta causa y cuenta que acordó con él la estrategia a seguir, pese a que no está designado formalmente en el expediente. “Si quiere venir a buscar plata, acá no la va a encontrar porque nosotros no lo vamos a coimear, ¿está claro?”, afirmó Dalbón en referencia al fiscal.

Por otro lado, el abogado sostuvo que en los Tribunales federales “la mitad son corruptos” y le apuntó al juez fallecido Claudio Bonadío. “Lo se yo, lo sabe Beraldi [Carlos, abogado de la vicepresidenta], lo sabe Cristina. Bonadío era un corrupto, si quieren terminar igual…”, dijo, aunque aclaró que “No me refiero a la muerte, yo soy católico, que en paz descanse Bonadio”.

El comunicado de la AAF

En las últimas horas, la Asociación Argentina de Fiscales, presidida por Marcelo Varona Quintián, emitió un comunicado repudiando los dichos de Dalbón:

La Asociación Argentina de Fiscales manifiesta su preocupación y repudio por las expresiones públicas efectuadas por el abogado Gregorio Dalbón en contra de un Fiscal en funciones con motivo de un proceso que le toca intervenir.

La descalificación del fiscal mediante frases como “..coimero..”, “..si quiere venir a buscar plata, acá no la va a encontrar…”, “…yo sé que la colectividad judía lo coimeó…” y que se dieron a conocer en la edición del día 26-8-2021 del periódico “La Nación” 1, constituyen un ataque a la función y a la persona que exceden la mera discrepancia del letrado con la actividad procesal desarrollada, y evidencia todo un mecanismo para hostigar y presionar de manera indebida al Sr. Fiscal.

Es preocupante el daño que se provoca ya no solo al fiscal sino a la función y a la justicia en general, mediante la utilización de expresiones públicas en un caso lamentablemente notorio, y que atrae el interés de toda la sociedad, porque el sistema de justicia reposa siempre en última instancia en la convicción de la sociedad de que los casos son resueltos por funcionarios idóneos, imparciales y que se conducen con objetividad, de acuerdo con la ley.

Tampoco puede descuidarse que las expresiones también lindan con un agravio discriminatorio y generalizador para toda una colectividad a la que el Estado argentino le adeuda entre otras cosas, el esclarecimiento de varios hechos que los tienen como víctimas.

No nos escapa la circunstancia de que el Dr. Dalbón ejerce la profesión de abogado y que como tal cuenta con todos los medios posibles para efectuar la denuncia de los hechos de corrupción que llegan a su conocimiento, si es que ya no lo ha hecho, pero entendemos que el ejercicio de la profesión debe desarrollarse con el máximo respeto de la ética, de las instituciones, y de toda una sociedad que se encuentra sensibilizada, y en el caso además de un profesional de la abogacía, una afirmación de ese calibre debería al menos encontrarse apoyada en una conducta coherente con los hechos que públicamente imputa.

Y es que una expresión abierta e indeterminada, pero enjundiosa y descalificante, gravísima como la que expone, y proferida nada menos que en el marco de una imputación dirigida a quien ostenta la investidura presidencial (que también debe cuidarse), exige al menos que se acompañe de precisiones a las que un penalista debiera estar familiarizado (“determinación del hecho”), para poder distinguir con la certeza que el caso requiere, lo que puede considerarse la imputación de un hecho de corrupción, de lo que finalmente parece: un exabrupto de quien tiene dificultades para contener sus emociones e intereses.

Por ello, la Asociación Argentina de Fiscales expresa su repudio por las manifestaciones del abogado Dalbón.

Noticia previaQuilmes: hallan carbonizados los restos de un hombre desaparecido en diciembre de 2020
Siguiente noticiaEl Presidente defendió a la profesora adoctrinadora: “Fue un debate formidable”

Dejar un comentario

Déjenos su comentario aquí
Ingrese su nombre