El gobierno sale al rescate de las obras sociales con una millonada

Obras Sociales
Obras Sociales
El Gobierno resolvió otorgar $ 1.000 millones a las obras sociales para atender saldos pendientes de cancelación con proveedores. La medida fue confirmada a través de la Resolución 1815/2020 de la Superintendencia de Servicios de Salud (SSS) publicada hoy en el Boletín Oficial.


La norma aprobó el procedimiento de pago a cuenta a 230 agentes del seguro de salud, con saldos pendientes, en concepto de adelanto de fondos del Sistema Único de Reintegros (SUR).

La resolución precisa que, “en virtud de la ausencia de recursos humanos suficientes para cumplir con la tarea asignada y la imposibilidad de cumplir con el análisis y evaluación de expedientes físicos desde sus hogares o por acceso remoto, sumado ello a la profunda crisis económica y financiera por la que atraviesa el sector, deviene necesario mantener la continuidad en el sostenimiento y fortalecimiento del Sistema Nacional del Seguro de Salud”.

Además, remarca que “resulta imperativo” que la SSS adopte nuevas medidas con el objeto de “garantizar a través del reparto de recursos provenientes del Fondo Solidario de Redistribución, una adecuada cobertura médico asistencial de los beneficiarios del Sistema Nacional del Seguro de Salud”.

Leé también | Kicillof se aplicó la vacuna contra el coronavirus y dio inicio a la campaña en Buenos Aires

El pago será imputado como adelanto de fondos de las solicitudes presentadas por los agentes del seguro de salud, pendientes de cancelación al día de la fecha y aquellas que se presenten en el futuro, según se especificó.

Distribución de los fondos

Con este adelanto, el gobierno ya distribuyó entre las obras sociales una suma total por $ 23.909 millones. Se trata del doble de lo transferido en todo 2019 (ese año fueron $ 12.188 millones).

El adelanto de estos fondos se distribuye entre todas las entidades el pago de las prestaciones complejas, de tratamiento crónico y más costosas. De esta manera, buscan evitar concentrar un mayor gasto en las entidades con menor cantidad de afiliados.

Para ello, se explicó que el 70% de los adelantos es distribuido proporcionalmente entre aquellas obras sociales cuya recaudación sea inferior al promedio del sistema. En tanto el otro 30% está destinado a las que superen dicha cifra como pago a cuenta de las solicitudes que tienen presentadas en el Organismo o presenten en el futuro.

Dejar un comentario

Déjenos su comentario aquí
Ingrese su nombre