El Padre de la Policía baleada: «El único que me llamó fue Patricio Mussi».

El padre de la oficial Lourdes Espíndola aseguró que el único que se comunicó con ellos fue el intendente de Berazategui, ciudad donde vivía Lourdes.

 

«El único que me ofreció ayuda ayer fue el Intendente Patricio Mussi de Berazategui. Del Gobierno no recibí nada, la gobernadora María Eugenia Vidal se olvidó de todo». Las palabras son de Juan Espíndola, padre de la oficial baleada en Ituzaingó, en diálogo con La Red.

 La familia de Lourdes abandonó el Hospital Posadas, luego de que los médicos declararon que la mujer tiene muerte cerebral. «Su estado es irreversible», informaron. «Ya estoy en mi casa, porque ahora se encarga de todo la Justicia, la ART, el comisario y el comando», señaló el padre.

 Además, Juan señaló que Lourdes no provenía de una familia de policías. Sin embargo, «siempre quiso ser policía, desde el jardín, era su sueño. No se lo podíamos sacar de la cabeza», aseguró.

 Por su parte, el viudo de Lourdes, Fernando Altamirano, aseguró que está «orgulloso» de ser policía. Sin embargo, manifestó que “así no puedo seguir”. En declaraciones a la prensa dijo que “no podemos trabajar. Estamos atados de pies y manos”.

 En tanto que el Jefe de la Policía Bonaerense, Fabián Perroni, lo visitó en el Hospital Posadas. “Hablé con él (Altamirano) y me pidió disculpas por lo que dijo. Le comenté que en este momento se debe portar como verdadero hombre, que esté con su esposa y sus hijos, y que esos comentarios no ayudan”.

 «Teníamos sueños»

Lourdes tenía 25 años y vivía en Berazategui. Junto a Fernando tuvieron un hijo, que le había mandado un mensaje antes del incidente, diciendo que la estaba esperando en la casa. Había entrado a la Policía Bonaerense tres años atrás.

 Los días impares trabajaba como oficial del Comando de Patrullas de Moreno. Además, como adicional cumplía tareas en el peaje Quintana B del Acceso Oeste, mano a Capital, en el límite entre Ituzaingó y Merlo.

 «Vivíamos con el adicional. Teníamos sueños para hacer nuestro dúplex, porque no queríamos esperar a que nos den un tiro. No se puede vivir más en este país. Ya no quiero ser policía. Tengo dos hijos que son el amor de mi vida y no voy a permitir que se queden sin papá», dijo Fernando.

 

También te puede interesar leer:

El marido de la Policía baleada en Ituzaingó cargó contra Vidal y Macri.

Almirante Brown: delincuente detenido tras asesinar a una oficial de Policía.

1 Comentario

  1. Es una locura que un policía tenga que irse de Berazategui a la loma orto.Como si no lo necesitaramos nosotros en nuestro partido.

Comments are closed.