Escribe Miguel Ángel Samutt: Consejeros escolares, la letra chica del contrato electoral

¿Quiénes son esas personas que aparecen, consignados con letras muy chicas, debajo de los concejales en la boleta electoral?. Estos enigmáticos candidatos son nada más y nada menos que los consejeros escolares.

Según la ley de educación 13.688 de la provincia de Buenos Aires en su capítulo XIX, serán sus facultades: gestionar la provisión de mobiliario y su distribución en las instituciones escolares; administrar todos los recursos que la Dirección General de Cultura y Educación pone bajo su órbita, realizar los censos de bienes del Estado; conformar las facturas de servicios públicos y el controlar el USO RACIONAL y EFICIENTE DE LOS MISMOS; fiscalizar los trámites administrativos docentes; proponer  tareas tendientes a reducir el ausentismo de los alumnos para garantizar la escolarización completa, entre otras funciones, según directivas de la DGCyE. En definitiva tienen la responsabilidad del normal funcionamiento de los edificios escolares.

¿Son todos docentes? No necesariamente (la ley no lo obliga), aunque sería óptimo que así sea. Los docentes no solo conocen mejor que nadie el ámbito escolar, sino que además trabajan ellos y sus colegas en esos edificios y dependen de esa gestión para el normal desenvolvimiento de la tarea escolar.

“Esto es política”

Claro está que esto no es así, “esto es política”. Muchas veces se utiliza este cargo como premio consuelo a quienes no pudieron “colocar” en puestos de expectativa en la lista de concejales; otras, algún puntero político (de esos que dicen manejar miles de votos), en su defecto algún sponsor de la lista o algún “ladero” de los intendentes, que ostentará seguramente el cargo de presidente del consejo, con uso discrecional de fondos que dan las mayorías permanentes, la mirada cómplice de sus compañeros de bancada y la falta de pedidos de auditoría por parte de la presidencia de consejos escolares.

La efectividad o no del consejo escolar depende, como en todo cuerpo colegiado, de las mayorías políticas, el control de la oposición y el “ojo atento” de las autoridades provinciales del área.

Cuando vayas a emitir tu voto, recordá que de estas personas depende la comodidad, confort, comedores, etc. de la escuela de tus hijos, y el cuidado del efectivo uso de tus impuestos.

 

También te puede interesar leer:

Redacción

Es propósito de este periódico propagar la verdad, la honradez y la persecución como único fin de la libertad y el progreso social, entendido como la expansión de la personalidad humana en todos sus aspectos y la afirmación de la libertad del hombre, de su cultura y de su bienestar. Su credo lo forma la independencia, el respeto al hombre privado, el ataque razonado al hombre público y la defensa de los principios republicanos que consagra la Constitución Nacional Argentina.

Un comentario en “Escribe Miguel Ángel Samutt: Consejeros escolares, la letra chica del contrato electoral

  • el 17/06/2019 a las 7:49 pm
    Permalink

    Como bien dice el profesor Samutt no solo deberian ser los consejeros escolares docentes podrian ser tambien profesionales tales como seg e hig o construcciones etc

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: