Estatales despedidos acamparon en la Municipalidad de Quilmes

Protesta en la Municipalidad de Quilmes
Protesta en la Municipalidad de Quilmes
«Despiden trabajadores y ni siquiera les mandan telegramas».

Empleados estatales despedidos se movilizaron y realizaron una toma pacífica en el palacio municipal de Quilmes. Permanecieron toda la noche esperando una respuesta de la intendenta Mayra Mendoza.

Claudio Arévalo, secretario general de ATE Quilmes, declaró a Radio RealPolitikFM que «Hay un listado de 31 trabajadores a los que no les renovaron el contrato. Son despidos, son compañeros que tienen entre cuatro y cinco años de antigüedad, que ya tendrían que haber pasado a planta”.

Leé también: Con Mayra pero sin Mussi, así fue el cumpleaños de Cristina Kirchner

Entre los cesanteados, informó Arévalo, se encuentran un camillero y personal de limpieza del hospital Eduardo Oller, barrenderas de la delegación de la IAPI, trabajadoras de la delegación de Ezpeleta y del centro de monitoreo. “Son trabajadores y trabajadoras lo que estamos defendiendo, ni ñoquis ni funcionarios”, dijo.

El gremialista aspira a reunirse con la intendenta Mayra Mendoza para pedir que “por favor reincorpore a los compañeros que dejaron en la calle”, aunque de momento continúan esperando. «Hay que mostrarle (a la intendenta de Quilmes) las cosas que hace mal», remarcó Arévalo.

«No tienen plata»

Además, aseguró que desde la gestión, que apuntaba a un gran cambio en relación a la del ex mandatario Martiniano Molina, no han visto “señales que beneficien al trabajador”. “No recibimos un aumento, si bien fuimos convocados a una mesa pre-paritaria, todavía no hay discusión salarial porque el argumento es que no tienen plata”, criticó.

Leé también: Continúan matando y descartando caballos en Quilmes

Desde ATE Quilmes denunciaron que “no hay fundamentos” para los despidos de parte de la flamante intendenta. “Despiden trabajadores y se enteran cuando van a ir a cobrar porque no tienen su sueldo depositado, ni siquiera les mandan telegramas. Hay una desidia con el empleado municipal», cerró Claudio Arévalo.

Desde Periódico El Progreso consultamos sobre este tema a la intendencia de Quilmes, desde donde informaron que no hay comunicado oficial al respecto.