Fue a un asado con síntomas, provocó un brote y lo condenaron a 3 años de prisión en suspenso

El paciente 41, condenado
El paciente 41, condenado

En la mañana de este jueves, a través de un juicio abreviado, Luis Gerardo Ávila, fue condenado a tres años de prisión en suspenso al ser considerado culpable del delito de «propagación culposa de enfermedad peligrosa y contagiosa».

La audiencia, que se llevó a cabo de manera virtual, finalizó con el acuerdo entre el fiscal Sebastián Robles y la defensa de Ávila, a cargo de Francisco Palau y la aprobación de la jueza de Control y Garantías, Dra. María Pía Danielsen.

Ávila fue considerado culpable de infringir los artículos 203 y 205, al violar las disposiciones dictadas en el marco del aislamiento social, preventivo y obligatorio por la pandemia de Coronavirus. Cuando se descubrió su caso, se secuestraron sus teléfonos celulares, ya que el acusado no supo dar precisiones de los contactos estrechos que tuvo.

El ahora condenado permanece internado desde el 3 de agosto en el Hospital Independencia de la capital santiagueña. Ese fue el día en el que el hisopado dio positivo y los médicos ordenaron asignarle una cama en una habitación común.

Pese a que ya transcurrieron 52 días de aquella internación, y está recuperado del Covid19, las autoridades ordenaron que cumpla ahí su arresto preventivo para no tener que mandarlo a una comisaría. Esa situación habría sido parte de un arreglo de sus abogados con el fiscal Robles.

Paciente 41

El polémico caso del paciente 41 alcanzó repercusión nacional, debido a que desde entonces, la pandemia se extendió con rapidez en la provincia que ya lleva 2.847 casos confirmados y 39 fallecimientos.

Ávila provocó una “explosión” de contagios del Covid-19 en esa provincia, luego de que se “paseara” por Santiago y La Banda, además de asistir a encuentros con asados, a pesar de que presentaba los síntomas de la enfermedad.

Dejar un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here