Gauchito Gil: oración, culto y versiones sobre el surgimiento de una devoción argentina

Gauchito Gil Oración
Gauchito Gil Oración

La historia del Gauchito Gil está atravezada por varias historias, dependiendo del lugar en donde se lo venere. Estas hitorias han permanecido a lo largo de los años y se han extendido entre las voces de miles de argentinos que lo veneran y le rezan una oración a diario.

Una de esas historias refiere que Antonio Gil fue un gaucho trabajador rural que tuvo un romance con una viuda adinerada, algo que le hizo ganar el odio de los hermanos de la viuda y del jefe de la policía local, quien había cortejado a esa misma mujer.

Como consecuencia del peligro que implicaba, Gil dejó el área y se alistó para pelear en la Guerra de la Triple Alianza (1864-1870). Luego de regresar, fue reclutado por el Partido Autonomista para pelear en la guerra civil correntina contra el opositor Partido Liberal, aunque al poco tiempo desertó, situación que le valió ser colgado de un pie en un árbol de espinillo, tras lo cual murió degollado.

Sin embargo, antes de ser ejecutado, Gil le dijo a su verdugo que debería rezar en su nombre por la vida de su hijo, quien estaba muy enfermo; al principio, el verdugo desconfió de él, pero cuando regresó a su hogar, encontró a su hijo casi agonizando.

Desesperado, el verdugo le rezó a Gil y su hijo sanó milagrosamente. Él le dio al cuerpo de Gil un entierro apropiado, y las personas que se enteraron del milagro construyeron un santuario, que creció hasta hoy.

Así, se tomó la tradición de envolver con banderas rojas o pintar de rojo los santuarios de veneración al Gauchito Gil, dado que es el color que caracteriza al Partido Autonomista en la provincia de Corrientes.

Segunda versión de la historia del Gauchito Gil

Una segunda historia sostiene que Gil era un cuatrero que se congració con los pobres. Reclutado para combatir en la Guerra de la Triple Alianza, desertó y fue perseguido. Cuando lo capturaron por los delitos que cometió, un comisario estaba a punto de dispararle debajo de un árbol y el Gauchito Gil le dijo: «No me mates, que ya va a llegar la carta de mi inocencia». El comisario respondió: «Igual no te vas a salvar», y el Gauchito dijo: «Cuando llegue la carta vas a recibir la noticia de que tu hijo está muriendo por causa de una enfermedad; cuando llegués rezá por mí y tu hijo se va a salvar, porque hoy vas a estar derramando la sangre de un inocente».

En esa época se creía que invocar la sangre de un inocente era milagroso. Al llegar a su casa en Mercedes, el comisario encontró a su hijo enfermo, rezó por él en nombre del Gauchito Gil y su hijo se curó. El comisario volvió adonde estaba el cuerpo de Gauchito Gil y le pidió perdón. Y le pidió 3000 veces más Perdón.

Tercera versión de la historia del Gauchito Gil

La tercera versión acerca de la historia del Gauchito Gil es que dirigía un grupo de matones autonomistas que iban de pueblo en pueblo saqueando. La pandilla robaba a los ricos y mataba a todo liberal que se cruzara en su camino. Tiempo después, GIl fue capturado por un grupo de hombres del Partido Liberal y degollado cerca de Mercedes, Corrientes.

Santuario y culto al Gauchito Gil

Actualmente, el santuario construido en un emplazamiento cercano al lugar de su muerte (ubicada a unos 8 kilómetros de la ciudad de Mercedes) recibe cientos de miles de peregrinos cada año, especialmente el 8 de enero, aniversario de la muerte de Gil. Su tumba está en el Cementerio de la Ciudad de Mercedes. 

El culto del Gauchito Gil se ha extendido desde la Provincia de Corrientes hacia el resto del país, observándose a lo largo de caminos urbanos y rurales, santuarios del Gauchito Gil caracterizados por poseer banderas y cintas rojas.

Oración al Gauchito Gil

OH! Gauchito Gil
Te pido humildemente
Se cumpla por intermedio
Ante Dios, el milagro que te pido:
Y te prometo que cumpliré
Mi promesa y ante Dios
Te haré ver,
Y te brindaré mi fiel agradecimiento
Y demostración de Fe
En Dios y en vos Gauchito Gil
Amén
“Oh santito de las pampas
injustamente humillado
levántate de tu tumba lejana
comparece ante mí
para que pueda pedirte (pedir lo que se desea)
yo te prometo a cambio
ser generoso y solidario
con quienes más lo necesiten”
Amén.

Dejar un comentario

Déjenos su comentario aquí
Ingrese su nombre