Gendarmería encontró $1.400.000 en un micro del Movimiento Evita

Movimiento Evita
Movimiento Evita
El dinero estaba en un bolso, distribuido en 33 sobres de papel madera. La explicación del “Chino” Navarro.

En un operativo control, Gendarmería hallo un bolso con poco más de $1,4 millones en una camioneta del Movimiento Evita. Fue previo al acto que organizaciones sociales armaron en Luján para conmemorar ocho años del pontificado de Francisco.

En el vehículo, en el que llevaban banderas de gran tamaño, viajaban tres personas, de entre 20 y 30 años. Ante el pedido de los uniformados, exhibieron sus identificaciones y les permitieron revisar el interior.

Ante el hallazgo de un bolso negro con docenas de sobres papel madera, cerrados y con importes escritos, decidieron escoltar el auto hasta la base para profundizar las averiguaciones. Se trataba, según el acta de procedimiento, de “una suma importante de dinero”.

En total, encontraron unos 33 sobres cerrados, casi todos con inscripciones con los montos, que sumaban más de $1,4 millones.

De acuerdo con la explicación que dio uno de los ocupantes de la camioneta, que además es empleado de la Defensoría del Pueblo, en la base de la Gendarmería de Pilar, el efectivo era para “el pago del transporte” de los asistentes al acto. Se trasladaron en unos 100 micros que llevaron a cerca de tres mil personas desde el conurbano y el interior de la provincia de Buenos Aires.

Toda la información sobre el hallazgo fue remitida a Adrián González Charvay, juez federal de Campana, que se hizo cargo del operativo. “Se pudo verificar que la plata era para el acto. No había ni sospechas ni indicios de lavado de dinero. Esos eventos se financian en la informalidad”, aseguraron fuentes judiciales a Clarín. Por ese motivo, no fue necesario iniciar una causa, solo se dejó constancia en el acta de procedimiento.

El episodio vuelve a poner en el centro del debate el financiamiento de la militancia, en las puertas del calendario electoral de medio término.

Fernando Navarro

Según señaló Fernando «Chino» Navarro a Radio Rivadavia, el dinero proviene de los «aportes voluntarios» que mensualmente realizan los militantes del Movimiento Evita, y de aquellos dirigentes de la organización que tienen la obligación de hacerlo. Se utiliza para pagarles el traslado y los alimentos a quienes asisten a diferentes movilizaciones, como la que se realizó el sábado pasado en Luján. Con la particularidad de que, en este caso, Gendarmería decidió inspeccionar la camioneta y halló el dinero.

Al respecto, Navarro contó que los agentes “Corroboraron que los muchachos que iban en la camioneta decían la verdad y los dejaron en libertad. Consta en el acta que hizo la Gendarmería, y lo corrobora la gente del Juzgado de Campana, que no había ningún ilícito. Le digo que no era plata negra porque se trata de aportes que están bancarizados. Yo puedo demostrar lo que aporto por mes y cada uno de los integrantes puede aportar. Los recursos nuestros tienen un ingreso bancario”.

De todas formas, aseguró que los pagos se realizan en efectivo porque “hay mucha informalidad”, ya que “muchos colectivos son de barrio”. En ese sentido, aseguró que habrá cambios dentro del movimiento para eliminar cualquier sospecha de corrupción: “Esto hace que tengamos que ser mejores. Aprenderemos y haremos como usted dice (a Eduardo Feinmann). Lo haremos por transferencia para que quede más constancia: ‘Mirá, no te voy a pagar más de esta forma porque tenemos problemas’. Además, les podrían haber robado y quizás hoy estaríamos lamentando la pérdida de un compañero del Movimiento Evita. Por lo tanto, tiene razón: tenemos que bancarizar todo, no solo los aportes nuestros, sino los pagos. Y así se va a hacer”.