Geriátrico del horror en Ezpeleta: abuelos atados, golpeados y hacinados en un garage

Geriátrico clausurado en Ezpeleta
Geriátrico clausurado en Ezpeleta

La Policía de Quilmes efectivizó este martes la clausura de un hogar geriátrico que funcionaba clandestinamente en la localidad de Ezpeleta. Las denuncias indican que en el lugar se producirían maltratos y golpes a los ancianos, que eran atados por sus cuidadores.

El hogar en cuestión se encuentra en La Guarda al 600, y fue denunciado días atrás bajo la acusación de que allí funcionaba un “geriátrico clandestino” en el cual “maltrataban y ataban a los ancianos”. El mismo no cuenta con la habilitación correspondiente, así como tampoco con “las condiciones mínimas edilicias y de comodidad para el alojamiento de los pacientes”, indicaron fuentes judiciales.

La denuncia motivó una investigación en donde se identificó al propietario del lugar y a los empleados, pudiendo dilucidar la operatoria que se llevaba a cabo para el alojamiento de los ancianos.

Tras reunir las pruebas, se labró una orden de allanamiento ejecutada este martes, en donde participaron, además de efectivos policiales, personal municipal y de la Policía Ecológica, encargada de la desinfección previa de los móviles y los elementos utilizados a fin de resguardar la salud de los ancianos.

El allanamiento contó también con el apoyo del SAME, Bromatología, Defensa Civil y Patrulla Urbana, entre otros.

Asi encontraron a los ancianos
Así encontraron a los ancianos

Como resultado del procedimientos se pudo salvaguardar la integridad física de catorce adultos mayores, los cuales se encontraban alojados en “condiciones infrahumanas” con la “capacidad de alojamiento superpoblada y en hacinamiento”, con dos habitaciones de pequeñas dimensiones con cuatro camas cada una de ellas, y un dormitorio improvisado en un garaje con seis camas, todas con colchones de goma espuma en mal estado de conservación.

El personal de Fiscalización procedió así a la clausura del geriátrico clandestino, en tanto Bromatología realizó un acta de infracción al secuestrar mercadería en mal estado de conservación. Además, se procedió al secuestro de medicamentos y alimentos vencidos, así como también de historias clínicas de los ancianos alojados.

Por otra parte, un médico de Policía  dispuso el traslado de uno de los octogenarios por “encontrarse comprometida su salud” al asiento del Hospital Iriarte para su posterior internación por parte de la Secretaría de Tercera Edad en el Hogar Ave Fénix.

En cuanto al resto de los ancianos alojados, fueron entregados a sus familiares para su resguardo.

En total fueron identificadas cinco personas, quienes quedaron implicadas en una investigación por “Abandono de personas”.

1 COMENTARIO

Dejar un comentario

Déjenos su comentario aquí
Ingrese su nombre