Geriátrico del horror: Los abuelos no fueron trasladados y durmieron en el mismo lugar

Geriátrico del horror
Geriátrico del horror

Los catorce ancianos «rescatados» el martes del geriátrico trucho «Arcángel Miguel», de Ezpeleta, todavía permanecen allí y tuvieron que dormir en el mismo lugar. La clausura fue «administrativa», indicaron desde el municipio de Quilmes, que no pudo trasladar a las victimas.

La Fiscalía pudo constatar la presencia de 14 adultos mayores alojadas en el establecimiento, ubicado en La Guarda al 600, el cual carecía de habilitación municipal y provincial. En consecuencia, se dio intervención a la Dirección de Adultos Mayores municipal quien se puso en contacto con los familiares de los alojadas para informarles de la clausura del establecimiento y la necesidad de derivar a los usuarios.

Sin embargo, los familiares no pudieron o no quisieron llevarse a sus abuelos, por lo que estos últimos debieron pasara la noche en el mismo lugar donde los maltrataron durante años.

De acuerdo con las fuentes, solo uno de los ancianos fue hisopado y trasladado a otro Hogar (Ave Fénix). En el resto de los casos, sus familias no quisieron o no pudieron llevárselos, en tanto que aun no fueron hisopados.

En el geriátrico trucho, se supo, las autoridades verificaron falta de cumplimiento de medidas de seguridad e higiene, alimentos en mal estado (intervino bromatología) y medicamentos vencidos.