Harta de los piquetes frente a su casa, les apagó el fuego de las gomas y casi la linchan

0
5
Oberá piquete
«Me agredieron irracionalmente», dijo la mujer. Mirá el Video.

Marisa Vallejos vive frente a la Municipalidad de Oberá, en Corrientes. En ese lugar, se han realizado varias protestas piqueteras (de tareferos) contra el gobierno local que han incluido hasta quema de gomas.

El pasado martes, cansada de las protestas, decidió salir a la calle con una manguera e intentar apagar el fuego. Sin embargo, en cuestión de segundos fue atacada por dos personas que la tiraron al piso y la golpearon.

Luego del hecho, Vallejos radicó una denuncia y presentó los videos como pruebas. Según informa Obera on line, la causa es por «intimidación, amenazas y agresiones».

Leé también: Pablo Torrilla Diel, el gendarme que combatía el narcotráfico y una muerte llena de sospechas

Un día después, en el programa radial Observador Urbano, Vallejos habló sobre lo ocurrido. La mujer dijo que «Acá hay responsables de lo que me pasó. Siento impotencia por haber denunciado varias veces una situación de peligrosidad de incendios, porque vivo al lado de una pinturería, al lado de solventes. Es una bomba… no tendría que haber salido pero me cansó el que no se haga nada para sofocar esos fuegos, más allá del humo y los ruidos que generan», expresó.

Según Vallejos, a los maifestantes los conoce de hace mucho. «Los conozco de todos los días y varias veces hablé con ellos. Y reclaman legítimamente. Pero ¿quién nos cuida ante el peligro de un incendio generado por el fuego que encienden para protestar, frente a una pintureería y con el viento que hay?», se preguntó.

Leé también: Incidentes entre carreros y la Policía termina con cinco detenidos en Berazategui

Según detalló, salió con la manguera a apagar el fuego de cinco neumáticos. «Me agredieron irracionalmente… No actuó la Defensoría del Pueblo Oberá ni la Policía ni los funcionarios municipales que observaban por la ventana», denunció.

«Vivimos en una comunidad de mucha paz y esto que duele tanto… Me hace pensar que es adrede en contra de nuestro pueblo, de nuestra paz social. Y es el dolor más grande que tengo, amén de conocer personalmente a ‘los piqueteros’ que tanto necesitan», cerró.