Holanda aprobará una pastilla letal para los mayores de 70 cansados de vivir

El Gobierno holandés publicó un primer estudio sobre la definición del espectro de población a las que se dirigiría la “pastilla del suicidio”, o “píldora Drion”, que podría ser una realidad este mismo año. Se trata de una píldora destinada a los ciudadanos que han cumplido los 70 años y que decidan en qué momento quieren morir.

Según la investigación, existe una parte de la población de más de 55 años que, a pesar de estar en buena salud, “tiene un deseo de morir consistente y activo”.

Holanda es –junto a Bélgica– probablemente el país más afectado por esta terrible banalización social de la muerte asistida de los enfermos. El año 2002, cuando se aprobó la primera ley de eutanasia, fue utilizada en 1880 casos; cinco años más tarde se ampliaron las condiciones para poder aplicarla y en la actualidad ya ascienden casi a siete mil las personas que cada año son acompañadas a la muerte por el propio sistema de sanidad. Unos 20 casos diarios.

Gran influencia

Huib Drion fue un juez del Tribunal Supremo holandés, profesor de derecho y ensayista y académico. Hace cuarenta años lanzó la idea de que el Estado debería poner a disposición de los ciudadanos que han cumplido los 70 años la píldora venenosa. Drion murió plácidamente por causas naturales mientras dormía en su casa de Leiden en 2004, a los 86 años. Ahora, su propuesta ha “resucitado” y está sobre la mesa del actual Gobierno, que ha empezado a tramitar su puesta en marcha.

La parlamentaria de D66, Pia Dijkstra, ha dicho que “las personas ancianas que ya han vivido lo suficiente, deberían poder morir cuando lo decidan”.

En medio de este debate, en junio pasado, el actual Gobierno holandés lanzó una nueva campaña para alentar a las personas a pensar más sobre el final de sus vidas. A raíz de ello han aparecido varias páginas de internet sobre cuidados paliativos en los que aparecen instrucciones para no cuestionar las voluntades que hayan podido expresar las personas que se vean afectados por síntomas de demencia senil.

El caso de la adolescente Noa Pothoven demostró hasta qué punto la sociedad holandesa ha asumido con terrible naturalidad esa relación con la muerte “a la carta”. El Gobierno volverá a lanzar el debate a la sociedad holandesa y no espera tener preparado un proyecto de ley antes del fin del verano (invierno 2020 en Argentina), según un portavoz del ministerio de Sanidad.

No se valora la vejez

Carla Dik-Faber, una de las diputadas más activas de la Unión Cristiana explica que el debate sobre la pastilla de la “vida acabada” ya empezó en 2014 cuando se expuso la propuesta de que si alguien que cree que ya ha hecho todo lo que tenía que hacer en la vida puede decidir sencillamente morir cuando disponga.

“El problema es que se trata de personas saludables que no están gravemente enfermas” destaca esta joven diputada. Dik-Faber se queja de que lo único que cambia respecto a la eutanasia es que en lugar de que esas pastillas las administre un médico se ha previsto que esté en manos de una especie de de “consultores del fin de la vida”.

“Este no es un problema individual, sino que afecta a la sociedad en su conjunto. Los primeros comités de expertos que han analizado este tema han dicho unánimemente que no debe hacerse. Los médicos también piensan lo mismo y nosotros también”. Su principal argumento es que “la misión del Gobierno es proteger a las personas, especialmente las más vulnerables o las más ancianas y no puede ayudar al mismo tiempo con el suicidio”.

La diputada de la Unión Cristiana cree que una vez que el suicidio asistido es legal, muchos ancianos pueden sentirse alentados por su entorno a pensar en quitarse de en medio. “Las personas mayores pueden sentirse innecesarias en una sociedad que no valora la vejez. Es verdad que hay gente que se siente sola. Otros pueden tener una vida de sufrimiento y eso son cosas que no son fáciles de resolver, pero el Gobierno y toda la sociedad deben asumir la responsabilidad de asumirlo. No queremos ‘consultores del fin de la vida’, queremos ‘guías de vida’. Para nosotros toda vida es valiosa”, asegura.

Fuente: ABC.es

Redacción

Podes dejarnos tus comentarios al final de la nota.

Deja un comentario