Indignante | Robaron el teléfono de un fallecido en un Sanatorio privado de Quilmes

Sanatorio Trinidad de Quilmes
Sanatorio Trinidad de Quilmes

La familia Debiassi denunció en las ultimas horas a las autoridades del Sanatorio Trinidad de Quilmes, instándolas a que devuelvan el teléfono celular de un ser querido que falleció días atrás de COVID. “Ahí están todos los recuerdos”, esgrimieron.

Mauro, cuñado del fallecido, pidio “a la persona que quizás por error se llevó el celular de mi cuñado que murió en la Trinidad de Quilmes, en el área de Terapia Intensiva, que por favor nos lo devuelva; no quiero pensar que lo robaron de ahí”.

“Mi cuñado falleció a las 9 de la mañana del sábado 24; yo le había alcanzado el dispositivo unos días antes de su deceso y desde esa área nos dijeron que el celular se había extraviado, que no estaba, a lo que reclamé que no se podía perder un teléfono con un cargador sin que nadie se dé cuenta. Nos dijeron que se iban a comunicar con nosotros, nunca nos llamaron y lo hicimos nosotros”, dijo el hombre al sitio DataJudicial.

Mauro agregó que “mi hermana está devastada. No nos dan respuestas, queremos públicamente que alguien se compadezca y nos devuelva el celular. Es terrible, en ese aparato estaban todos los recuerdos, el audio, el último de mi cuñado, el último mensaje de él diciéndonos a la familia que nos amaba a todos, eso fue antes que lo indujeran al coma”.

“Pedimos por favor que lo devuelvan; reitero no quiero pensar que lo robaron, hicimos la denuncia en la Justicia pero además la hacemos pública. Ante la falta de respuestas vía remota la elevamos en la Oficina de Denuncias de la sede de Penales de Quilmes”, dijo.
“Nos duele el alma, no puede ser que a alguien que deja de existir le hagan eso, quiero creer que es un error”, añadió.

El teléfono era un Motorola Moto G5 Plus: “Apelamos a la sensibilidad y solidaridad de la gente, si alguien lo tomó por error que nos devuelvan los recuerdos de nuestro ser querido”.

La denuncia fue radicada en la Oficina de Denuncias de Yrigoyen 475 e interviene en los hechos el fiscal Ariel Rivas, de la UFI N° 1.

 

Dejar un comentario

Déjenos su comentario aquí
Ingrese su nombre