Joven armenia llora “diamantes” pero no tiene plata para el tratamiento

Padece una extraña enfermedad. Mirá el Video.

Satenik Kazarián es una joven de Armenia de 22 años, a quien le salen cristales de los ojos y nadie sabe por qué. Los primeros síntomas aparecieron hace dos meses, informó su familia a medios locales.

Al principio, Satenik pensó que le había “entrado polvo en los ojos” tras una visita al dentista. Sin embargo, sus familiares sugirieron que podrían ser fragmentos de vidrio, de los cuales llegan a salir 50 en un solo día.

Leé también: Se tiró al agua para pedirle casamiento y murió ahogado

La mujer se queja del dolor en sus ojos asegurando que “cada día se ha convertido en un infierno”. Ahora, su familia la llevó a los médicos de la ciudad vecina y luego a Ereván (capital de Armenia), aunque aún nadie ha podido diagnosticarla. Algunos médicos incluso no les creyeron, ya que nunca habían visto unos síntomas similares.

“Cuando fuimos a Ereván nos atendió un médico. Le sacó los cristales de los ojos. Luego salimos a comer y, cuando regresamos, a Satenik le volvieron a salir cristales. El médico dijo que no nos creía, así que nos pidió que nos fuéramos”, dijo la suegra de Satenik, Zemfira Mikaelián.

Los médicos le recetaron gotas y antibióticos. Sin embargo, esos medicamentos hicieron que la condición de la mujer empeorara, por lo que los abandonó.

Leé también: Garbarino vende paltas y con garantía de un mes

La enfermedad de la joven causó interés en el Ministerio de Salud de Armenia, donde ya han celebrado dos reuniones con el oftalmólogo principal, Artashés Zilfián. Días atrás, los cristales se enviaron a un laboratorio para que fuesen analizados, pero los resultados todavía no se conocen.

Los familiares dicen que no tienen dinero para tratar a la joven en el extranjero. El marido de Satenik tiene una discapacidad y sus suegros están jubilados.

La oftalmóloga rusa Tatiana Shílova cree que los síntomas de Kazarián podrían tener causas sistémicas. La doctora ha explicado que, como se trata de una patología muy rara, resulta difícil determinar su origen. Es posible que las lágrimas cristalicen tan rápido por una mayor concentración de sales en el líquido lagrimal.

“Las lágrimas son un fluido biológico de composición similar a la sangre. Por lo tanto, en ciertas situaciones (enfermedades genéticas o inflamatorias del ojo o del cuerpo en su conjunto) puede haber alteraciones en su composición”, dijo Shílova al canal de televisión ruso REN TV.

Como los cristales de Satenik también pueden acabar formándose en el hígado y en los riñones, la paciente necesitará ahora pasar por un examen completo.

Fuente: RT

Redacción

Podes dejarnos tus comentarios al final de la nota.

Deja un comentario

1
Hola. 👋🏻
¿En que podemos ayudarte?
Powered by