Joven detenido por el asesinato del díacono relató lo ocurrido en un video

“Nos hacía preguntas sexuales, como por ejemplo si nos gustaría un trío”. MIRÁ EL VIDEO

Roberto Javier Céspedes, uno de los dos detenidos por el crimen del diácono Guillermo Luquin, contó en un video qué fue lo que pasó la noche del sábado. Aseguró que llegó a la casa del religioso junto a su pareja Leonel Iván Martínez, el otro detenido.

“Nos quería meter en su religión, de diácono o no sé qué, nos quería llevar por esa parte. Le dijimos que nos interesaba el tema, que nos interesaba saber de Dios. Después de que le digo que lo que había hecho era una falta de respeto, que esto, que lo otro, se sintió ofendido y empezó a forcejear conmigo, como para obligarme a tener relaciones con él. Ahí me empuja contra la cama, me baja el pantalón y me mete el dedo en la cola”, aseguró Céspedes.

Ante esa situación, Céspedes relató que su novio, regresó del baño y vio los forcejeos entre él y Luqín. “Me quiso defender, empujándolo como para sacarlo de encima, no pudimos. A todo esto Guillermo tenía un cuchillo en la mano. Él estaba posado encima mío, cuando voy a querer sacarle la cabeza, porque me quería chupar el cuello, el chabón me muerde. Mi novio lo ve, lo empujó y lo quiso sacar de encima mío, pero no pudimos”.

El joven contó que el díacono “me quiso clavar un cuchillo. Cuando se da vuelta para ver qué era lo que había pasado, que mi novio lo había empujado, para sacarlo de encima, ahí fue cuando forcejeamos con el cuchillo que tenía él”.

“Él me lo quería clavar a mí, entonces yo lo tomé por la muñeca y con la misma mano de él, y mi mano sobre su puño, se lo llevé hacia el lado de la carótida“, relató.

La confesión completa de uno de los acusados (MUno):

 

También te puede interesar leer:

Redacción

Es propósito de este periódico propagar la verdad, la honradez y la persecución como único fin de la libertad y el progreso social, entendido como la expansión de la personalidad humana en todos sus aspectos y la afirmación de la libertad del hombre, de su cultura y de su bienestar. Su credo lo forma la independencia, el respeto al hombre privado, el ataque razonado al hombre público y la defensa de los principios republicanos que consagra la Constitución Nacional Argentina.

Deja un comentario