Kicillof pidió a la oposición «que ayude a dar pelea contra el virus» y no ponga «palos en la rueda»

Axel Kicillof
Axel Kicillof

El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, pidió hoy a los dirigentes de la oposición que dejen de poner «palos en la rueda» y «ayuden a una sociedad que está peleando todos los días contra la pandemia más grande de que se tenga memoria».

«Los que no cuidaron la salud, ni la educación, ni la producción ni el trabajo ahora vienen a criticar y a poner palos en la rueda», planteó el mandatario durante un acto de entrega de 27 patrulleros en San Fernando en el que estuvo acompañado por el titular de la Cámara de Diputados, Sergio Massa; el ministro de Seguridad, Sergio Berni; y el intendente local, Juan Andreotti.

En ese marco, Kicillof pidió a los integrantes de la coalición Juntos por el Cambio «que saquen esos palos de la rueda, y pongan las manos y la cabeza para ayudar a una sociedad que está peleando todos los días contra la pandemia más grande de que se tenga memoria».

En ese sentido, aseguró que durante las gestiones de Mauricio Macri y María Eugenia Vidal los actuales opositores «se llenaban la boca con la cuestión de la seguridad, pero sólo enviaron al distrito (por San Fernando) siete patrulleros usados».

«Ojalá que cada cartel que pagaron, cada pauta, cada sobre que dieron, los hubieran usado para invertir en un patrullero, una cámara, medios e instrumentos para cuidar la seguridad», cuestionó el gobernador y luego consideró que durante la gestión de Cambiemos hubo mucha «mentira y difamación» y «nada de realizar e invertir».

Asimismo, planteó que durante el mandato de Vidal en territorio bonaerense «la provincia debió padecer un gran abandono de la seguridad, de la salud y dela educación», tras lo cual señaló que su administración trabaja para revertir esa situación, incluso en medio de la pandemia, y entonces graficó: «Mientras combatíamos contra antivacunas y anticuarentena, en la provincia se arreglaron 3.100 escuelas».

«En lugar de hacer marketing y publicidad, lanzamos uno de lo planes de infraestructura más grandes de los que se tenga memoria, concluimos 188 trabajos de infraestructura sanitaria, triplicamos canas de terapia y conseguimos millones de vacunas», enumeró.

Además, Kicillof analizó que «es fácil sembrar odio y enfrentamiento en pandemia» porque se viven cuestiones indeseadas y restricciones «en cuestiones culturales y sociales que nos encantan, como juntarnos, concurrir a la escuela o tomar mate».

En ese sentido, se mostró sorprendido por el hecho de que «los mismos que se rasgan las vestiduras cuando una escuela no se puede abrir, eran los que decían que (las escuelas públicas) eran un pozo al que te caías, preguntaban para qué abrir nuevas universidades públicas y cerraban escuelas técnicas, rurales y del Delta».

«Cerraban escuelas, no abrían hospitales, destruían pymes y fuentes de trabajo sin pandemia. Los que no cuidaron la salud, la educación, la producción y el trabajo ahora vienen a criticar y a poner palos en la rueda», prosiguió.

Y finalmente cuestionó a quienes planteaban «que se vacunaba en locales políticos», sobre lo cual remarcó: «Si tenemos militantes que llaman e inscriben a la gente para vacunarse, que recorren los barrios buscando y ayudando al que no tiene acceso porque no se enteró (de la campaña), o porque le envenenaron la cabeza con ideas antivacunas, vivan la militancia, el compromiso y la solidaridad».

«Militar contra el virus, cuidar a nuestro pueblo, proteger a la gente e ir fortificando los cimientos con la seguridad, con el arreglo de escuelas, con el cambio en el sistema de salud y con el trabajo colectivo, es lo que nos propusimos para terminar lo antes posible con la resistencia de la pandemia y comenzar a reconstruir la provincia y proyectarla hacia un futuro mejor», subrayó el mandatario bonaerense.

Massa, otro de los oradores del acto, destacó que «brindar seguridad es una respuesta que debe darse desde el Estado» y expresó que con el propósito de «tener fuerzas profesionales y preparadas, el gobernador avanzó con la Universidad para la policía».

«Ello va en el sentido de jerarquizar y formar al personal de seguridad, para volver a la idea del policía valorado en la comunidad», reafirmó Massa y consideró que, de ese modo, se podrá «terminar con la idea de incorporar policías sin preparación».

Berni, por su parte, definió la jornada como «un día importante» al referirse a la culminación de «las primeras metas» que se había propuesto alcanzar desde la cartera de Seguridad, y entonces mencionó el «plan de reequipamiento» de los efectivos y la elaboración de «un plan integral de seguridad».

Sobre estos ítems, Berni evaluó que «los resultados están a la vista: bajaron los delitos un 20%».

En ese marco, afirmó que el plan integral en marcha «no nació del marketing de consultores del exterior o de la publicidad» sino de la decisión del gobierno provincial que se propone, subrayó, «resolver los problemas», y en ese sentido agregó: «El gobierno de la provincia hizo de la seguridad no sólo una bandera sino una realidad, que se gesta todos los días junto a los municipios».

Por último, como jefe comunal del distrito, Andreotti indicó que «hace 9 años» que el municipio entendió que había que «comprometerse con la seguridad», problemática que se trabaja articuladamente con «Nación y Provincia», y luego transmitió que la incorporación de 27 nuevos patrulleros anunciada en el día de hoy era «la mayor en la historia de nuestra ciudad».