Trabajadores de Kimberly Clark Bernal quieren producir para hospitales y centros de salud

Kimberly Clark
Kimberly Clark
Piden la reapertura de la planta.

Los trabajadores de la papelera Kimberly Clark Bernal aseguran tener la capacidad de producir artículos de necesidad para hospitales y centros de salud en medio de la pandemia por coronavirus. En ese sentido exigen la reapertura de la planta ubicada en Espora 50.

Desde el cuerpo de delegados informaron que están en condiciones de producir un «elemento esencial» como es el papel tissue, utilizado en papel higiénico, rollo de cocina, toalla para manos,servilletas, pañuelos descartables, entre otros. Eso daría la oportunidad de abastecer en primer lugar a Hospitales, centros de salud y comedores. También podría abastecer a la población en general, siempre en el marco de la lucha contra la pandemia por coronavirus.

«Nuestra planta industrial, que empleaba a 209 trabajadores y producía 60 TN (60.000 kg) diarias de papel tissue, fue cerrada por la multinacional yanky a fines de Septiembre del 2019 sin aducir crisis alguna. La planta de 6 hectáreas cuenta con instalaciones totalmente equipadas. Se impone como una necesidad social urgente que el Estado no permita el desmantelamiento de la misma», expresaron.

Puestos de trabajo

Además, los trabajadores sostienen que «dimos una enorme lucha por defender nuestros puestos de trabajo, ocupando la fábrica y poniéndola a producir». Ello «nos permitió demostrar en la práctica la capacidad de asistir, escuelas, comedores y hospitales, que ya estaban con serios problemas de abastecimiento en esos meses».

«Hoy más que nunca afirmamos que nuestro trabajo es necesario para satifascer una urgencia social. Le presentamos recientemente a Eduardo Murúa, quien está al frente de la Dirección de Empresas Recuperadas dependiente del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, un amplio y completo informe técnico sobre las posibilidades de producción, las máquinas existentes, los insumos necesarios, los costos de producción y sobre todo la disposición de la mano de obra calificada necesaria. Incluso la posibilidad de desarrollar productos nuevos de acuerdo a las necesidades de la población».

Recursos

«Los trabajadores de Kimberly, que realizamos esas tareas durante años y décadas, podemos ponernos a producir inmediatamente, como lo hacen decenas de empresas recuperadas por sus trabajadores, pero es necesario que el Estado utilice las herramientas y disponga los recursos para poner en funcionamiento la fábrica».

Desde el cuerpo de delegados esperan una «pronta respuesta» a la propuesta, al tiempo que piden «la reapertura inmediata de Kimberly Clark, con los trabajadores papeleros adentro», finalizaron.