Las clases no volverán pero estudian flexibilizar la cuarentena

Alberto Fernández
Alberto Fernández

El presidente Alberto Fernández aseguró que la cuarentena establecida por el coronavirus «va a seguir» después del 13 de abril. Sin embargo, dijo que «lo que puede hacerse es flexibilizarla» para algunas actividades de la economía.

«Hicimos un enorme esfuerzo y no podemos perder lo que hemos hecho», aseguró el presidente. Además, señaló que consultará “en conjunto” con su equipo de expertos y con los gobernadores las medidas a seguir.

Sobre los efectos del aislamiento y la mitigación de los efectos de la pandemia, Fernández expresó que «estamos sintiendo que estamos un poco mejor, pero tenemos que ir con cuidado».

Kicillof anunció una importante inversión en el Servicio Alimentario Escolar (SAE)

En ese sentido, reiteró que «no se va a terminar la cuarentena», porque «lo peor que nos podría pasar es que, con esta idea que muchos alimentan de recuperar la economía, terminemos enfermando a los argentinos».

«Si quieren resolver todo, les digo que si a una fábrica entra una persona con coronavirus, lo que ocurrirá es que enferme a sus compañeros, y ahí tendremos un problema mucho mayor -enfatizó-: más gente enferma y una fábrica que no pueda funcionar porque sus trabajadores se enfermaron».

Por eso, el Presidente insistió en que «hay actividades que podemos ir pensando en levantar y otras en que se hace más difícil».

«Hemos dado un gran paso», dijo, y pidió «mirar lo que pasa en el resto del mundo» para entender cómo Argentina logró «eso que llaman aplanar la curva, y que me gusta decir ralentizar el contagio», aclaró el jefe de estado.

Sobre las clases aseguró que «no van a volver» porque «una de las cosas que debemos cuidar es que el transporte público no se llene de gente», ya que «es el canal ideal para infectar».

Habilitan nuevo canal para quienes necesiten de forma urgente su DNI

«Tenemos que hacer que el tránsito de personas en la calle, trenes, subte y colectivos sea relativamente mínimo porque, si no, el riesgo es muy grande», advirtió, en referencia a que «si mañana largamos a todo el mundo a trabajar, haríamos un enorme caos».

Tras aclarar que está «de acuerdo» en «tratar poco a poco de recuperar la vida normalmente», el Presidente pidió «ver» qué se debe «privilegiar» en esta instancia, en referencia a que si «la economía empiece a moverse o que la gente se infecte y enferme. Yo elijo que la economía espere y cuidar a los argentinos», subrayó.

La polémica por la compra de alimentos

Consultado sobre la polémica por la compra de alimentos con sobreprecios por parte del Ministerio de Desarrollo Social, aseguró que «Creo en la honestidad de Daniel Arroyo, que me dijo que va a abrir una investigación para ver qué es lo que pasó. Me planteó que las empresas se plantaron y no quisieron bajar los precios».

Según Fernández, «Esto habla de la cartelización de algunos sectores que no son capaces de flexibilizar sus posiciones», explicó y disparó, para despegar a su ministro de las acusaciones: «El primero que va a perseguir a un corrupto es el Presidente», indicó.

Médico de la Morgue de Quilmes dio positivo por Coronavirus

Adelantó además que se publicará un decreto para evitar que vuelva a ocurrir una situación similar en futuras compras oficiales. «La compra de alimentos que se ha hecho no se pagó todavía. Di la orden a Jefatura de Gabinete, que tiene autoridad en este tema, que ninguna compra se pueda hacer sin respetar los precios máximos que el Estado nacional fija», anticipó.

«Los procesos deberán ser revisados y se aplicarán los precios máximos. No puede ser que se le planten al Estado y le digan ‘no te vendo’. ¿Con qué autoridad moral si no voy a ir a decirle a los comerciantes que respeten los precios máximos?», se preguntó.

«Soy el primer dialoguista, pero si me obligan a usar el poder, lo voy a usar. No voy a permitir que se pague lo que no hay que pagar y que algunos se llenen los bolsillos», cerró.