Secciones Osvaldo Luis

La ineficacia se paga con puntos perdidos

Por Osvaldo Luis

Berazategui pagó caro su ineficacia, sobretodo por lo hecho en el segundo tiempo. El primer tiempo pintaba para bueno, con una salida diferente al último partido, con las buenas subidas de Buruchaga por su lateral creando peligro, las buenas intenciones por parte de Nahuel Gómez y Cristofanelli y la presión que ejercían en el área Taparello y  Varela, que intercambiaban posiciones sobre los centrales y los complicaban.

Con esos pocos argumentos, el naranja parecía que llegaría a la punta con goles y buena actuación. Pero, la falta de definición, la tozudez de algunos de sus jugadores, más el escaso orden quedaron simplemente en buenas intenciones. Pese a ello, fue claro dominador del primer tiempo contra un Victoriano que no hacia pie y que tuvo como figura a su arquero Véliz, quien cada vez que el naranja llegaba y cuando parecía que su arco sucumbía, una mano salvadora aparecía para ahogar el grito de gol.

Anteriormente, una buena subida de Buruchaga por su lateral culminó con un gran centro al segundo palo, cabezazo al medio del área de Nahuel Gomez que apreció por alli sorpresivamente y Taparello, entrando por el medio, rubricó una de las mejores jugadas hilvanadas del buen primer tiempo naranjero.

Después lo dicho, las apariciones de Véliz en jugadas puntuales (cabezazo de Villalva, después una entrada y tiro de Nahuel Gómez, una corrida de Varela que salvó arrojándose a sus pies, otra media vuelta de Varela tras un centro de Buruchaga).

A todo esto Victoriano arrimaba cuando podía y evidenciaba que la defensa no estuvo precisa a la hora de los despejes.

Así terminó el primer tiempo, con la «alegria» de ver un buen desempeño pero con la bronca de no estirar un marcador que a esa hora era exiguo.

En la segunda mitad, cuando todo hacía suponer que Berazategui seguiría apretando contra su área al equipo de Valentin Alsina, sucedió totalmente lo contrario y pasó a ser un equipo superado, discontinuo, impreciso y desordenado. Más aún cuando la visita se quedó con un hombre menos por doble amarilla de Pedreirio, bien expulsado por Beloso.

Curiosamente, el visitante empezó a ser pata ancha en el medio, los volantes del naranja no daban pie con bola y mucho menos sus creadores, que hasta altura del campeonato nos hace preguntar: ¿Berazategui los tiene?, más allá de las intenciones de Rosetti, Cristofanelli y Nahuel Gómez -Arriba, Varela y Talarello se debatÍan contra el mundo- más allá de algún pelotazo, el peligro estaba lejos de Véliz.

El empate llegó por un desconcierto en los centrales, que no alcanzaron nunca a despejar y Cruppi desde afuera del área venció a Elias Gomez.

Con un hombre menos y el punto adentro, la visita no se amilanó y siguió teniendo la pelota ante el desconcierto, la ineficacia de Berazategui, que se lamentaba de lo perdido en el primer tiempo.

Después de la media hora, Berazategui, con toda su verguenza a cuestas se lanzó desespera y desordanadamente sobre el arco rival. En una corrida Taparello fue bajado desde atrás por Capello y el defensor visitante se fue a duchar antes de tiempo. Tras cartón de ese tiro libre Rosetti ldesperció tirando una balin de cebita que rebotó en la barrera.

Ya con dos hombres menos, la seguridad de su arquero y el empate conseguido, Ventura y Goldstein aplicaron el efecto hielo y el naranja empezó sufrir hasta que llegó el final.

Berazategui tuvo un buen primer tiempo y un malísimo segundo, donde regaló con mucho amarretismo pelota y terreno. Ello sumado a la falta de criterio y orden a la hora de avanzar. Buruchaga nunca volvió a pasar al atque, Roseti siguió exagerando el traslado de balón y Ojeda fue desaprovechado, muy tirado sobre el lateral cuando sabemos que su fuerte es explotar su velocidad.

Pastor casi no le llegó la pelota, pero cuando la tuvo creó buenas intenciones con sus centros. Lo tuvo Taparello y también Nahuel Gomez, pero no concretaron. No sirvió jugar con cinco delanteros, con las entradas de Ojeda, Pastor y, en menor grado Galeano, que hizo su debut a cinco minutos del final.

En definitiva, buen primer tiempo donde no definió y mal segundo  donde prevaleció sólo las ganas de Nahuel Gomez, y donde su ineficacia le hizo pagar caro sus errores y mezquindad.

Buen arbitraje de Beloso, y por lo hecho en el primer tiempo Buruchaga el más destacado. Una vez más, el naranja quedó en deuda.

Redacción

Podes dejarnos tus comentarios al final de la nota.

Deja un comentario

Noticias recientes

Testeos aleatorios, medidores de CO2 y rotación de alumnos: así será la vuelta a clases en el conurbano

Las clases presenciales volverán, en forma gradual y cuidada, a partir del miércoles 16 de junio en todos los niveles…

2 horas hace

Rige hasta el 25/6 el nuevo DNU del Gobierno: qué se podrá hacer y qué no

El DNU 381/2021 establece un semáforo epidemiológico en las distintas regiones del país con parámetros para determinar, de acuerdo a…

3 horas hace

Esta web usa cookies.