La Matanza | 150 personas demoradas por participar de una fiesta clandestina

Unas 150 personas participaron de una fiesta en una casa quinta en González Catán y terminaron demoradas en la comisaría. A 93 hombres y 57 mujeres se les labró un acta por violar el decreto sanitario que rige en todo el país.

El hecho sucedió en la madrugada del domingo en esa localidad del partido de La Matanza. Hasta allí llegó la Policía Bonaerense, que no solo terminó con la fiesta clandestina sino que también secuestró 40 mil pesos, bebidas alcohólicas en cantidad, un equipo de música y hasta mesas de juego.

Los uniformados detectaron entre los asistentes a dos individuos que podrían ser de la propia fuerza, por lo que dieron intervención a la Auditoría General de Asuntos Internos, que deberá confirmar primero si se trata de agentes bonaerenses y, en caso de serlo, imponer las sanciones internas correspondientes además de la causa judicial.

La casa quinta está ubicada en Monasterio y Bustos. Allí fue la División de Tráfico y Drogas Ilícitas de La Matanza para hacer tareas de inteligencia y corroborar la denuncia por ruidos molestos.

 

A los uniformados no les fue muy difícil comprobar que efectivamente había una fiesta en medio de la cuarentena: una vez que irrumpieron en la propiedad, desarticularon la fiesta y labraron infracciones tanto al organizador, que se llevará la peor parte en la Justicia, como a los invitados, por violar el Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU).

Los policías sí tuvieron problemas para incautar los autos: eran 50 en total, varios de alta gama. El juzgado federal de Néstor Barral, en Morón, pidió los datos de todos los presentes y ordenó liberar a todos, menos al dueño del lugar.

Cabe recordar que, este viernes, el presidente Alberto Fernández, a través de un spot de gobierno, anunció la extensión de las restricciones por el coronavirus hasta al menos el domingo 11 de octubre. Algunas provincias incluso volvieron a la fase 1.

Dejar un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here