La Municipalidad de Berazategui ocupa preventivamente terrenos abandonados

La Municipalidad de Berazategui informó que comenzó a realizar ocupaciones preventivas de predios e inmuebles que se encuentran en estado de abandono por sus propietarios y que ocasionan 2riesgo en la seguridad y salubridad para el barrio». En total, en los próximos días serán 50 los casos que se ejecutarán.

 El primero fue en la localidad de El Pato y la ocupación preventiva que realizó la Municipalidad fue luego de numerosos reclamos por parte de los vecinos del barrio Néstor Kirchner. El terreno está ubicado en la calle 633 y 530, y en él se efectuaron tareas de mantenimiento, limpieza y su posterior cerramiento.

 En el lugar funcionaba una fábrica de pañales que sufrió un incendio y fue abandonada por sus dueños hace años. El predio tiene una gran dimensión, sin mantenimiento alguno. Los pastizales son muy altos y la basura se acumula. Los vecinos se unieron y juntaron más de 600 firmas para solicitar a la Municipalidad que interviniera.

Según declaraciones de Antonio Amarilla, secretario de Gobierno del Municipio, “vinimos por pedido de los vecinos a este terreno abandonado que mide 5500 metros cuadrados. Acá funcionaba una pañalera que se incendió hace unos años y está en total estado de abandono. En este lugar tenemos gran cantidad de denuncias por robos, por eso estamos poniendo postes, alambrando y colocando carteles para informar que el espacio está judicializado. Con las máquinas estamos haciendo la limpieza y un desmalezado para que el terreno quede limpio”.

 Cabe mencionar que la Municipalidad realiza estas acciones a través de la aplicación de las ordenanzas Nº 4117 y 4214. Las mismas la habilitan a intimar a los propietarios para que hagan el mantenimiento de los inmuebles o baldíos. En su mayoría son construcciones con signos de abandono y en peligro de derrumbe.

 En caso de inacción por parte de los titulares, se les aplicará una mu. Luego la comuna se encargará de tomar las medidas adecuadas para resguardar la salud pública y evitar la usurpación u ocupación irregular. pasados seis meses de esta «ocupación preventiva» y tras el desinterés de los propietarios, el Municipio puede dictar un decreto para tomar posesión del inmueble.