Agustín, el nene de 11 años que defendió a sus abuelos ya es un héroe.

Agustín enfrentó con un palo a tres ladrones, uno de ellos armado, que intentaban robarles el vehículo a su abuelo. El joven aseguró este martes que lo “volvería a hacer”.

El joven de 11 años (cumple 12 en los próximos días) salió en defensa de sus abuelos cuando éstos sufrían el robo de su vehículo. La escena fue grabada por las cámaras de seguridad de la casa y el video se volvió viral.

 Los malvivientes bajaron de un vehículo gris, en la esquina de 5 bis y 518, en Ringuelet. De inmediato atacaron a Osvaldo Mateos (74), quien intentaba ingresar su coche a su vivienda.

 Tras el forcejeo y los dos disparos, los gritos de Mauricia Candel (70), la mujer de Osvaldo, llamaron la atención del nieto de ambos. Éste, armado con un palo, trataba de ahuyentar a los agresores. En el momento del hecho, “estaba escribiendo unas cartas para mi mejor amiga”, relató el pequeño.

 Mauricia, que lo ayudaba con esa tarea, fue a su habitación a cambiarse y al mirar por la ventana divisó cómo tres desconocidos golpeaban a su esposo. “Salió corriendo y empezó a gritar. Después escuché un disparo y sin pensarlo agarré una madera y salí para defender a mis abuelos”, relató Agustín.

 En la calle se encontró frente a frente con el delincuente que portaba la pistola. El nene lo encaró con el brazo en el que llevaba el palo alzado y el ladrón, al verlo acercase, le apuntó. Mauricia les gritó “¡A mi nieto no lo toqués!”. A continuación, los delincuentes escaparon a toda velocidad.

“Cuando vi que le apuntó a él (por su nieto) fue un alarido, me desesperé”, recordó Mauricia. El nene quedó “temblando de miedo”. El auto finalmente fue abandonado en 513 entre 10 y 10 bis.

La Vuelta al Colegio

 Luego del feriado y el revuelo que causó el incidente, Agustín debió retornar a su vida cotidiana. Este martes regresó a la Escuela Nº 64 “General Manuel Belgrano”, situada en 54 entre 19 y 20. Allí fu abanderado en el acto de festejo por el 9 de julio.

 Sobre el reencuentro con sus compañeros, Agustín relató que “algunos se preocuparon por mí. Me preguntaron ‘¿estás bien, te dispararon?’. Querían saber qué había pasado”, sostuvo el joven que sueña con ser “científico, de física y química”.

Sus compañeros lo recibieron como un héroe, y en el acto escolar fue destacado por el alumnado y por el cuerpo docente. Sus abuelos, emocionados, también participaron del acto.

 

También te puede interesar leer:

Hallan muerto a un funcionario de Quilmes