La policía baleada tiene muerte cerebral y su familia donará sus órganos.

Lourdes Espíndola presenta «un estado irreversible», por lo que su familia decidió donar los órganos.

La oficial Lourdes Espíndola, baleada el día sábado por la tarde en Ituzaingó, presenta muerte cerebral. Según los médicos, su estado es «irreversible». «Mi hija ya está en el cielo», dijo el padre de la joven ante los periodistas en el Hospital Posadas. Al mismo tiempo, confirmó que donarán los órganos.

 La joven, oriunda de Berazategui, había quedado internada en el hospital Posadas tras el ataque ocurrido el sábado. Pasadas las 18 de este domingo, las autoridades del nosocomio les confirmaron a los familiares la noticia.

 Antes había trascendido que a la joven de 25 años no le llegaba oxígeno al cerebro a causa del disparo que había recibido en el cuello. La bala le perforó la aorta, informaron. A Lourdes le robaron el arma reglamentaria pero le dejaron el celular de 5 mil pesos.

 

También te puede interesar leer:

El marido de la Policía baleada en Ituzaingó cargó contra Vidal y Macri.

Aportes truchos de Cambiemos: una auditoría interna detectó irregularidades.