Delincuentes torturaron y mataron a un hombre de 87 años en Lanús

0
53
Alfredo Meghdessian
Alfredo Meghdessian
Lo sorprendieron mientras dormía en su casa.

Un hombre de 87 años fue atado de pies y manos, estrangulado y asesinado a golpes al ser asaltado en su casa de la localidad bonaerense de Remedios de Escalada, en el partido de Lanús. Por el crimen hay un sospechoso detenido.

La víctima fue identificada como Alfredo Meghdessian, quien se encontraba durmiendo en su domicilio cuando al menos tres asaltantes ingresaron a la parte trasera de su casa, cortaron las rejas de la ventana de la cocina y lograron entrar en horas de la madrugada del último sábado.

Leé también: Ordenaron la detención del policía acusado de homicidio en El Pato

El crimen, que se dio a conocer este lunes, ocurrió en la vivienda de la víctima, ubicada en la calle Diógenes Taborda al 3500. Según fuentes policiales, los delincuentes ataron de pies y manos al hombre, al tiempo que le exigían sus pertenencias, hasta que le sustrajeron su dinero de la jubilación, un televisor LED de 32 pulgadas marca Samsung, un teléfono celular y un arma de fuego calibre 32.

Los vecinos escucharon ruidos extraños, por lo que llamaron al teléfono de emergencias 911. A los pocos minutos, personal de la comisaría 4ta. de Remedios de Escalada arribó al lugar y se encontró con el cuerpo de la víctima, que había sido golpeada y asfixiada.

Investigación 

Por su parte, el fiscal a cargo de la causa, Jorge Grieco, ordenó levantar rastros y pruebas para dar con los atacantes. Horas después, Grieco solicitó al juez de Garantías, José Luis Arabito, que librara tres órdenes de allanamiento para arrestar a los presuntos autores del homicidio, y un joven de 25 años fue detenido al hallar en su poder algunas de las pertenencias del jubilado asesinado. El caso fue caratulado como «homicidio y robo doblemente agravado por efracción en poblado y en banda».

Leé también: Acusan al vicepresidente de Argentino de Quilmes de apuñalar a un socio del club

El dolor de la familia

Silvia, hija de la víctima, en diálogo con la señal TN, expresó: «Le pegaron tanto, lo asfixiaron, lo estrangularon hasta que no pudo más. ¿Para qué? Para encontrar una jubilación mínima y una tele de la cocina, eso es todo».

La mujer reveló que los efectivos policiales creen que los asaltantes podrían ser «gente que estuvo en la casa» en algún momento, «por ejemplo haciendo trabajos, como hace poco que hicieron cloacas y hubo albañiles» en el lugar. «Yo tenía miedo, le decía que no saliera de noche, que cerrara con llave. Él posiblemente tomaba precauciones, pero todos los días de nuestras vidas vivimos con la inseguridad latente, esto es una lotería, y al que le toca, le toca», añadió la mujer.