Moda y conciencia en las escuelas: tras las huellas de la inclusión

Por Octavio Perazzo

He tenido el agrado de poder participar como miembro de jurado en la Feria de Ciencias y Tecnología, desarrollada en el distrito de Florencio Varela.

He recorrido esta feria como todos los años en los que me sumo a participar, pero oportunamente en este caso, me llamó la atención un Stand, el cual estaba abordado por adultos mayores, quienes se encuentran finalizando sus estudios primarios. Su lema se abocó a Salud vs. Belleza.

Empecé a indagar un poco más sobre su eje central del trabajo y fui recibido por sus estudiantes, quienes de muy buena predisposición aceptaron comentarme sobre el mismo, resonando en mí la palabra Inclusión, Ayuda, No Estereotipos.

Mientras leía un poco sobre el estudio de campo de dicho trabajo, observé como en locales del distrito vecino tampoco logran respetar aquella Ley De Talles Reales de las que me ocupé anteriormente. Pareciera ser una paradoja, cómo éste tema no hace eco dentro de la ciudadanía y no hacemos valer nuestros derechos.

Menosprecio y esterotipos

Dialogando con la directora del establecimiento, ésta me manifestó, junto con la docente a cargo del proyecto, que los estudiantes encontraron en sus familias muchas realidades asociadas al menosprecio por no cumplir con los estereotipos dominantes en cuanto a sus cuerpos.

Ello me llevó a replantearme cuantas veces más tendremos que observar como negocios que son para pocos terminan por marcar a toda una familia de manera tajante, como así también afectar a las comunidades educativas.

Hoy más que nunca observo, desde el rol de periodista pero también como individuo, cierta critica a todos aquellos maniquíes en donde no se ven reflejados las realidades de cada individuo. Sólo ocurre raramente que cada tanto algún suceso que llega a los medios pone en jaque a esta industria.

A modo corolario, mis queridos lectores los llevo a replantearnos sobre qué estamos haciendo para marcar una nueva tendencia capaz de incluir a todos. Sin vergüenza o miedos sobre nuestros cuerpos, para poder mostrar un sano equilibrio sin promover ningún extremo.

 

También te puede interesar leer:

Redacción

Es propósito de este periódico propagar la verdad, la honradez y la persecución como único fin de la libertad y el progreso social, entendido como la expansión de la personalidad humana en todos sus aspectos y la afirmación de la libertad del hombre, de su cultura y de su bienestar. Su credo lo forma la independencia, el respeto al hombre privado, el ataque razonado al hombre público y la defensa de los principios republicanos que consagra la Constitución Nacional Argentina.

A %d blogueros les gusta esto: