Murió en la calle y los policías que lo encontraron se quedaron con la casa, el auto y dos locales

0
6
Ambos oficiales fueron desafectados de la Bonaerense.

Dos oficiales de la Policía Bonaerense fueron desafectados luego de comprobarse que se habían apropiado de la vivienda de un hombre fallecido en la ciudad balnearia de Mar del Plata. Además intentaron quedarse con dos locales, un auto, joyas y dinero del difunto.

Los efectivos son el ex jefe de la Delegación de Drogas Ilícitas de Mar del Plata, Diego Gancedo, y su hermano, el teniente primero José Antonio Gancedo, quien se desempeñaba en la Patrulla Rural. Ambos se apropiaron de una vivienda, dos locales comerciales, un garage y un vehículo de colección que pertenecían a Luis Aguado, de 77 años.

Leé también: El momento en el que una formación del Tren Roca embiste un camión en Bernal

Investigación

Aguado falleció el 11 de julio de 2016 tras sufrir una descompensación en plena calle. Desde ese día los oficiales ocuparon su casa, obstruyendo la intervención de la Justicia. Tas una serie de denuncias anónimas, se decidió comenzar a investigar si efectivamente se habían apropiado de esos bienes.

Según esas denuncias, al producirse la muerte de Aguado, el comisario Gancedo estaba al frente de la Comisaría 2da., con jurisdicción en la zona. Éste omitió informar del fallecimiento a la fiscalía de turno en ese momento, con la intención de apropiarse de los inmuebles, así como también de un Ford Falcon restaurado, joyas y dinero en efectivo.

Leé también: Bebé de tres meses necesita un cuarto de material para vivir con su familia

Aguado no llevaba documentación personal al momento de falecer. Sin embargo, pudo ser identificado gracias a una boleta que tenía en su poder, en la que constaba su domicilio: avenida Juan B. Justo al 3100. La investigación determinó que el hermano del comisario quedó en custodia de la vivienda.

A partir de estos hechos, ambos fueron imputados por los delitos de «omisión de deberes, hurto calamitoso y usurpación de inmueble». Tras un inicio de sumario, Asuntos Internos decidió que sean separados de la fuerza y ahora se espera que la Justicia dictamine sobre lo ocurrido.